Prisión incondicional sin fianza para el acusado de abusos

  • Las menores son siete niñas de entre 12 y 15 años, todas ellas alumnas suyas

El marino jubilado que impartía clases particulares en su domicilio de la urbanización El Águila, en El Puerto, se encuentra desde primera hora de la tarde de ayer en la prisión de Puerto 2, tras haber decretado la jueza que lleva el caso prisión incondicional sin fianza. José Luis G.R., de 71 años de edad, fue detenido el pasado 31 de agosto tras la denuncia presentada en su contra por la madre de una de sus alumnas. En total han sido siete las familias denunciantes, cuyas hijas tienen todas entre 12 y 15 años de edad. Los encargados de las diligencias han sido el Grupo de Servicio de Atención a la Familia (SAF) junto con el Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), ambos adscritos a la Comisaría de Policía Nacional en El Puerto de Santa María.

Los presuntos abusos contra las menores se venían produciendo desde hace varios meses en el domicilio del detenido, donde impartía clases particulares de matemáticas con grupos reducidos de alumnos.

Las siete menores que aseguran haber sido víctimas de estos abusos prestaron declaración el pasado jueves, en presencia de sus padres, ante los investigadores de la Comisaría de El Puerto, y ratificaron ayer sus testimonios ante la jueza. Según ha trascendido, el detenido, en su condición de docente y aprovechándose de su avanzada edad, trataba de ganarse la confianza de las menores a las que impartía clases, llevando a la práctica los abusos con total impunidad. Las niñas, por temor a las consecuencias, en un primer momento optaron por no contar nada a sus familias. El presunto agresor también prestó declaración ante los investigadores y pasó a disposición judicial a última hora de la mañana de ayer. Tras negarse a prestar declaración ante la jueza que instruye el caso, el hombre fue trasladado a prisión hacia las cuatro de la tarde, tras haber decretado la jueza la prisión sin fianza.

Durante el registro practicado en su chalé el pasado miércoles, la Policía Nacional incautó innumerable material informático y grabaciones de voz, ya que al parecer el detenido disponía en el aula de una vídeo-cámara, estando a la espera del resultado de su estudio. Las investigaciones policiales continúan abiertas, ya que podría haber más víctimas menores.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios