Provincia

Hermanos mayores contra el acoso escolar en el Marqués de Santa Cruz

  • El centro portuense es el primer colegio andaluz que incorpora a sus aulas este novedoso programa

Andrés González, durante la conferencia que impartió en la tarde del viernes en el edificio San Luis, en El Puerto. Andrés González, durante la conferencia que impartió en la tarde del viernes en el edificio San Luis, en El Puerto.

Andrés González, durante la conferencia que impartió en la tarde del viernes en el edificio San Luis, en El Puerto. / andrés mora

Andrés González es profesor y catedrático de orientación educativa. También es licenciado en Sicología, experto en convivencia, en la gestión de conflictos y, según asegura su currículum, posee una gran experiencia en la dirección de tutorías de clases, tanto en Primaria como en Secundaria.

Con esta trayectoria, no es extraño que cuando se acude a una de sus charlas el oyente se encuentre ante uno de los mayores expertos y especialistas en métodos para evitar el acoso escolar en las aulas. El resultado a todo este trabajo se ve reflejado en las Tutorías entre iguales (TEI). Esta iniciativa ideada por González, que se puso en marcha por primera vez en el año 2003 y que ahora se desarrolla con éxito en el colegio Marqués de Santa Cruz, en El Puerto, pretende conseguir la prevención de la violencia y del acoso escolar en las aulas. No obstante, su originalidad radica en su puesta en práctica, basada en que los alumnos mayores se convierten en tutores de los pequeños. Concretamente, en este centro, los alumnos de quinto de primaria son "tutores emocionales" de los alumnos de tercero, mientras que los de 5 años ayudan a la integración de los de 3 años.

A los alumnos hay que mostrarles que ellos son los protagonistas"

Con esto se pretende que los mayores actúen como guardianes, y que incluso intervengan en los casos necesarios: "En este programa hay tres niveles de actuación. Si un tutor percibe un problema con su tutorizado hablaría directamente con el alumno que causa el problema", explica Andrés González. "En el caso en que esto no tuviera efecto, se pasará al siguiente nivel y el tutor de la víctima hablaría a su vez con el tutor del niño que provoca el daño", enfatiza González, quien desde el año 2002 trabaja en esta metodología. Si aún así el problema se resuelve, los alumnos quedarían en un segundo plano, y por los alumnos, entraría en juego el coordinador del programa. Como último recurso, si ninguna de las anteriores medidas es efectiva, se acudiría a la normativa de convivencia.

El director del centro portuense, José Atienza, asegura estar muy "ilusionado y contento con el resultado. Gracias a esta medida se ha conseguido crear un gran ambiente de convivencia entre los alumnos". Hay que destacar que el Marqués de Santa Cruz es el primer colegio en toda Andalucía que se ha atrevido a adoptar este programa, que por el momento, se encuentra implantado en gran parte del territorio nacional (concretamente en 1.026 centros) y que este año estima contar con la participación de 200.000 alumnos nuevos.

"Está claro que el ser humano, y sobre todo los niños, adquieren hábitos según los modelos de conducta. Hay que encontrar modelos positivos, contextualizarlos y erradicar las malas conductas y el acoso", defiende el sicólogo. "A los alumnos no hay que decirles que ellos son los protagonistas. Hay que demostrarles que realmente lo son".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios