Provincia

Drones ejemplo de "éxito"

  • El cuartel de Torregorda acoge un encuentro mundial de usuarios del 'scaneagle' por el trabajo de la Undécima, que realizó ayer una demostración

Visto y no visto. A las 13:30 horas estaba previsto el lanzamiento del scaneagle y sin ningún retraso, para aprovechar al máximo el tiempo autorizado para sobrevolar el espacio aéreo, el avión no tripulado es lanzado desde la catapulta y se escapa del alcance de nuestros ojos. El sistema, con el motor arrancado unos 20 minutos antes, ha alcanzado los 29,7 metros por segundo en el despegue desde el cuartel de Torregorda.

Estas instalaciones militares acogen estos días un encuentro mundial de usuarios del sistema scaneagle, el utilizado por la Undécima escuadrilla de la Armada. Su fabricante Insitu ha elegido este lugar y esta unidad para mostrar su "éxito" y ayer realizaron una demostración de sus capacidades con un vuelo de unas dos horas de duración. "Somos ejemplo de lo que quieren exportar", manifestó el comandante de la Undécima, el capitán de corbeta Santiago Yañez.

Varias decenas de clientes comparten sus experiencias, inquietudes y problemas encontrados en su uso. También vendrán a verlo clientes potenciales, como distintos cuerpos de seguridad o administraciones autonómicas interesadas la próxima semana. El comandante explicó la historia de su escuadrilla, las dificultades que se han encontrado por el camino y las satisfacciones obtenidas en los despliegues. Porque, como ha manifestado, y ya publicamos en este medio, los resultados son más que buenos en tan poco tiempo, con cuatro misiones desde 2014 y sin incidencias graves.

En esta ocasión, el scaneagle ha sobrevolado el Retín, al que ha tardado en llegar unos 40 minutos controlado por los pilotos desde la estación de control. Se han mostrado en directo las imágenes que recogía y luego el aparato ha sido recuperado a través de un enganche con pértiga. El aterrizaje se ha hecho unos metros más cerca de San Fernando, en el Centro de Ensayos de Torregorda, justo al lado de su base, que son las instalaciones de la Agrupación de Blancos.

Desde la escuadrilla han recordado la autonomía de la que dispone el sistema, que puede estar volando de manera ininterrumpida durante más de 20 horas y que gasta 0,3 litros de combustible por hora de vuelo. No están armados y su misión es de ISR (inteligencia, vigilancia y reconocimiento). "El avión proporciona imagen e información al mando para la planificación de las operaciones, su seguimiento y evaluación de los resultados", apuntó Yañez.

En apenas cuatro años, la escuadrilla más joven de la Marina española se ha desplegado en la mar, en la misión Atalanta contra la piratería; y en tierra, en la operación 'Ineherent Resolve', donde al menos seguirán hasta final de año. La Undécima está cerca de celebrar las 1.000 horas de vuelo", según adelantó su comandante. "Teniendo en cuenta que empezamos de cero es bastante trabajo hecho", señaló.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios