Despidos en el puente de Cádiz un día después de empujar el tablero

  • Una veintena de trabajadores ha recibido la notificación de finalización de contrato · Dragados asegura que tan sólo se trata de una reestructuración que no afectará a los plazos previstos de la obra

Comentarios 1

Un día después de que el tablero del segundo puente comenzara su lento avance sobre las aguas de la Bahía, volvieron los preavisos de despidos que sembraron nuevas dudas sobre la construcción del viaducto. Las palabras del vicepresidente Manuel Chaves, asegurando que los plazos establecidos se están cumpliendo y que el horizonte del Doce como fecha de culminación sigue presente, fueron ayer confirmadas desde el Ministerio de Fomento. Salvador de la Encina, diputado por Cádiz y miembro de la Comisión de Infraestructura del Congreso de los Diputados, estuvo ayer en contacto con las partes implicadas y el mensaje es simple y claro: "todo va bien. No hay incidencias. Lo que se está produciendo es una reestructuración de los trabajadores que en ningún caso va a afectar a los plazos previstos, que como ya dijo el vicepresidente se están cumpliendo". De la Encina indicó que ha mantenido reuniones con la dirección de Dragados en la que insisten que "ni existe actualmente una incidencia ni la va a haber próximamente".

Esa es la versión oficial. La de los trabajadores que se pusieron en contacto ayer con Diario de Cádiz es diametralmente opuesta.

Jota -uno de los operarios que ayer recibió su preaviso de despido y que prefería mantener el anonimato por lo que pudiera pasar- aseguraba que entre sus compañeros siempre había existido el temor de que una vez que el tablero situado en la orilla gaditana se empujara unos 30 metros "la obra se pararía". Va más allá en sus atrevidas predicciones y asegura que los avances en el segundo puente no se verán "hasta enero o febrero del próximo año".

Jota aseguraba que la desmoralización entre sus compañeros ayer era tremenda y que piensan que el tablero "no se va a empujar más. Se va a quedar así, avanzando sólo 30 metros, durante bastante tiempo". ¿Y no sería conveniente dejarlo descansar al menos sobre la pila 2? "Pues sí, pero creemos que no se va a hacer de momento", insiste este operario que lleva trabajando en el segundo puente desde que comenzó el proyecto.

Otro obrero asegura que Dragados va a despedir a todos sus trabajadores y que busca una subcontrata que comenzaría a operar a partir del próximo 26 de septiembre. Indica que irán a la calle desde jefes de obra hasta capataces pasando por trabajadores de mar y de tierra.

Fuentes consultadas por este medio confirman esa veintena de despidos pero aducen que se debe a la terminación de la tarea porque todos realizaban sus labores en las pilas que ya están terminadas. Según las mismas informaciones, la intención de Fomento es centrarse ahora en el nudo del Río San Pedro, cuya fecha de apertura también estaba previsto para principios de verano, y la instalación de un nuevo tablero tras el que se comenzó a empujar el lunes. También aseguran que los trabajos que se iban a llevar a cabo con las grandes grúas marinas que iban a desplazarse desde los Países Bajos y que se encargarían de elevar las dovelas del tramo atirantado y los pilonos que las coronas no llegarán hasta la bahía hasta que puedan realizar todo su trabajo por seguido.

Por otra parte, Marcos Martín, ingeniero pertenciente al Ministerio de Fomento y que ha dirigido hasta ahora la obra del segundo puente, ha cesado en sus funciones hace unos días tras tres años de trabajo.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios