El comité de Comes denuncia ante la Policía que le impidan entrar en las cocheras

  • La empresa cifra en casi 30.000 euros los daños producidos el primer fin de semana de huelga

Tranquilidad en el segundo fin de semana de huelga de los trabajadores de Transportes Generales Comes, cuya plantilla secundó casi completa la convocatoria del comité de empresa. El único incidente reseñable fue que la representación de los trabajadores denunció ante la Policía Nacional que la dirección de la compañía le impidió el acceso a la cochera de la estación central, en la Plaza de la Hispanidad de la capital gaditana, con el fin de inspeccionar el cumplimiento de los servicios mínimos decretados por la Consejería de Empleo.

Por fortuna para todos, no volvió a registrarse durante los dos días de huelga ningún acto vandálico como los del primer fin de semana de Carnaval, que fueron condenados tanto por la empresa como por la representación de los trabajadores, además de por la patronal andaluza (Fandabús) y la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz. La compañía tuvo que pedir escolta policial.

La dirección de Transportes Generales Comes ha hecho una primera aproximación económica de los costes de la reparación de estos daños, que ha cifrado entre los 24.000 y los 30.000 euros, correspondientes a "una veintena de lunas de cristal rotas, algunos neumáticos reventados y al menos una correa de transmisión rota", explicó Julio Álvarez, máximo responsable de la compañía. En cualquier caso, el conflicto continúa atascado. Hoy están citadas las dos partes en el CMAC (Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación) para hacer sus propuestas de servicios mínimos para los paros convocados a partir del 22 de febrero. Mañana, los trabajadores tienen previsto reunirse con el delegado de la Consejería de Obras Públicas y Transportes en Cádiz, Pablo Lorenzo.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios