Biomasa, eólica marina y biocarburantes por desarrollar

  • La provincia se encuentra muy atrasada con las nuevas posibilidades de creación de combustibles no contaminantes

Las posibilidades de producción de combustible no contaminante siguen creciendo, lo que no quiere decir que se siga desarrollando. Y en la provincia, pionera en la generación de energías limpias, muy poco. La biomasa es uno de esos combustibles que, además, es muy rentable y existe tecnología en el mercado para su uso. Desde hace décadas, es el sector industrial el que más lo ha utilizado. Al existir escaso tejido industrial no es tan extraño que el consumo de biomasa para usos térmicos sea testimonial. No supone ni el 3% de todo lo que se ha demandado en Andalucía y su producción en las 12.149 instalaciones es de unos 40 megavatios. La Agencia de la Energía aplaude cualquier iniciativa del uso de este combustible y en 2016 lo hicieron el hotel Barceló Sancti Petri de Chiclana, la empresa Alimentación La Pedriz, también de Chiclana y la bodega González Byass. Ha habido más, pero estas han sido las más significativas. Demasiado poco.

En biocarburantes la provincia, añún más testimonial, la provincia aporta el 18% de todo lo que se produce en Andalucía a través de las tres plantas existentes en la refinería de Cepsa en San Roque, además de una planta de biodiésel y otra de hidrobiodiésel, si bien durante 2016, debido a la situación de Abengoa, que era quien había apostado por el biodiesel, no ha habido producción. En 2017, ya en poder de Cepsa, sí ha habido actividad, pero aún no existen datos. Sin embargo, se está muy lejos de un uso generalizado. En toda la provincia sólo hay dos biogasolineras donde se oferta biodiesel mezclado con gasóleo.

Prácticamente nadie en la actualidad parece haber pensado en otra forma de generación de energia que venga del viento: los off shore, es decir, energía eólica marina, parecen olvidados tras haber existido dos proyectos sostenibles de un gran interés. Ambos se pusieron sobre la mesa en Trafalgar y Chipiona y fueron ninguneados por todas las formaciones políticas . De nada sirvió el apoyo que prestaron Greenpeace o Ecologistas en Acción. "Solo Navantia está entrando débilmente en el negocio eólico con la construcción de los soportes de los aerogeneradores marinos. Participar en toda la cadena de valor de la eólica marina es un desafío y una obligación para Cádiz", opina López Marijuán.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios