Provincia

El Ayuntamiento de Sanlúcar y los placeros negocian una salida

  • Ambas partes mantienen reuniones, hasta el momento infructuosas, sobre la apertura del nuevo Mercado de Abastos

El Ayuntamiento de Sanlúcar y la Asociación de Comerciantes de la Plaza de Abastos y su Entorno (Acoplasa) han mantenido reuniones en estos días -la última, ayer mismo- para abordar el conflicto suscitado en torno a la apertura pendiente del mercado rehabilitado de la Cuesta de Belén.

La celebración de estos encuentros, en los que ha estado presente el alcalde sanluqueño, Víctor Mora, ha motivado la suspensión de las concentraciones que los placeros venían realizando diariamente desde el 18 de abril. Así, el pasado fin de semana y ayer lunes no hubo protestas junto a las instalaciones provisionales de La Calzada, que desde el 21 de abril están cerradas y custodiadas por la Policía Local.

Si los detallistas no se trasladan, podrían perder la concesión de sus puestos

En las reuniones, el Consistorio y el colectivo de detallistas han mantenido sus posiciones en el conflicto. Así, los comerciantes insisten en solicitar al Ayuntamiento que reabra el mercado provisional de La Calzada mientras se acondiciona la Plaza de Abastos reformada a las demandas que plantean con la ejecución de unos trabajos que prevén que no puedan estar listos antes de un mes. Por su parte, el Consistorio reitera que el cierre de las instalaciones del céntrico paseo de Sanlúcar "no es objeto de negociación" e insta a los detallistas a trasladarse en estos días al inmueble de la Cuesta de Belén para que abra al público a la mayor brevedad posible.

Con todo, según ha informado Acoplasa, ambas partes han acordado crear una "mesa de trabajo" para negociar una salida al conflicto. El Ayuntamiento abrió ayer el mercado rehabilitado a los placeros para revisar, puesto a puesto, el estado de las instalaciones del edificio reformado. Los detallistas visitaron el inmueble junto a los técnicos municipales.

El Consistorio difundió un comunicado manifestando que "ha puesto todas las facilidades a los placeros para su traslado e instalación en el mercado rehabilitado, pero estos solo quieren permanecer en La Calzada y de ahí las múltiples excusas legales y económicas que han planteado".

El Ayuntamiento señaló que "sigue tendiendo la mano a los comerciantes para colaborar en el traslado del mercado, teniendo en cuenta que, de acuerdo a la última comunicación remitida a su representante legal, cuentan con 15 días para la instalación y apertura de sus puestos". "En caso contrario, de acuerdo a la normativa, perderían la concesión, que saldría a licitación pública", advirtió.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios