La Audiencia Nacional condena a 11 años de prisión a la 'Reina de Ronda'

  • Considera probado que María del Mar Mellado Blanco era la cabecilla de una red que utilizaba a desempleados de la Sierra de Cádiz para traer cocaína muy pura desde el Caribe

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a más de 11 años de cárcel a María del Mar Mellado Blanco, conocida como la Reina de Ronda, tras considerar demostrado que ejercía como jefa de una organización que captaba a parados en la Sierra de Cádiz y los utilizaba como muleros para traer cocaína de gran pureza desde la República Dominicana hasta Ronda. A principios de 2012 la Guardia Civil puso fin a la Operación Vuelo con la detención de la citada María del Mar y de otras 20 personas. Teniendo en cuenta que la investigación afectaba a varias provincias, el Juzgado Número 2 de Arcos se inhibió en su día y la Audiencia Nacional asumió la competencia de una causa cuya sentencia se resolvió el pasado 18 de marzo y a la que ha tenido acceso este medio.

Según reza la sentencia, la Audiencia ha condenado a la Reina de Ronda "como autora criminalmente responsable de un delito contra la salud pública de sustancia que causa grave daño a la salud y en notoria importancia y otro delito de blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas". Por el primero de los motivos le impone una pena de ocho años de cárcel, con una multa de 150.000 euros, mientras que por el delito de blanqueo de capital la castiga con tres años y tres meses de prisión y multa de 130.000 euros. María del Mar se encuentra en prisión desde el 26 de enero de 2012.

Entre todos los detenidos, hay varios que tenían un papel importante en la organización, como su lugarteniente Juan Antonio Díaz Jiménez, alías Popi, y otros dos subalternos preponderantes, Francisco Mellado Blanco, hermano de María del Mar, e Inmaculada Casas Soto, esposa de Díaz Jiménez. Estas tres personas también llevaron a cabo entregas de sustancias estupefacientes y por este motivo la Audiencia los ha condenado a siete años de prisión y una multa de 150.000 euros.

Adán Lara Quesada, Manuel Garrido Velasco y Daniel Pérez Badía han sido condenados a siete años por un delito contra la salud pública; Antonio Jesús Benítez Junquera, a ocho años de prisión; y, por último, Juan Carlos Núñez Navarro, Juan Jacobo Valle Cabello y Jorge Ortega Navarro han sido condenados a tres años de prisión. Además de los 21 detenidos la operación se cerró con la incautación de 9,5 kilos de cocaína, 250 gramos de hachís, 100 gramos de marihuana, nueve vehículos, tres armas de fuego simuladas, 7.000 euros en efectivo y material para el pesaje y el corte de la droga.

La Operación Vuelo, bautizada así por los constantes viajes de la Reina de Ronda al Caribe, hasta ocho en 2008 y tres en 2011, se inició cuando la Guardia Civil detectó una serie de puntos de venta de cocaína en la Sierra de Cádiz, llevándoles su investigación hasta la cúpula de una organización piramidal dedicada al tráfico de cocaína de gran pureza desde la República Dominicana. Los muleros reclutados por la Reina, la mayoría de Bornos, trasladaban la droga en el interior de su organismo o disimulada entre su ropa, en cantidades que oscilaban entre el medio kilo y los dos kilos.

El operativo se desarrolló en varias fases. Primero se detuvo a varios muleros, después, a finales de enero de 2012, fueron arrestadas una docena de personas y se practicaron diversos registros tanto en localidades de la Sierra gaditana como en la Serranía de Ronda, tras atrapar a la propia María del Mar en Barajas, recién aterrizada de Punta Cana. María del Mar se había marchado a Punta Cana el 16 de enero con su pareja, y con dos de sus muleros gaditanos. Tras una semana en el paradisiaco destino sin reparar en gastos, como hacía siempre, volvía con su novio vigilando de cerca a sus transportistas. Y fue capturada en el aeropuerto madrileño. La última fase se registró a principios de febrero, cuando fueron detenidas 8 personas más. Desde entonces, María del Mar ha permanecido en prisión, concretamente en el módulo de mujeres de Puerto 3. Juan Antonio Díaz Jiménez era el otro acusado que permanecía aún en prisión, mientras que el resto estaba en libertad condicional.

La llamada Reina de Ronda se había procurado contactos en la República Dominicana para que la cocaína tuviera la máxima pureza. Una vez que la droga entraba en España, era trasladada a Ronda, para su adulteración y posterior suministro a las personas que controlaban los puntos de venta de droga al menudeo en las provincias de Málaga, Sevilla y Cádiz.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios