La bobería del mundo

Al parecer, ha habido una discusión viral entre detractores y partidarios de la pizza con piña (el primer ministro de Islandia intervino en el asunto como detractor y luego se retractó).

Gracias Merkel

Debemos ser de los pocos países que se pasa la vida profundizando en la democracia sin que hayamos ahondado ni media pulgada en semejante empeño.