SENTENCIA A LA MANADA Nueve años de cárcel para Prenda, Boza, Escudero y Cabezuelo

Una obligación moral y práctica

No sólo la Junta, sino toda la sociedad andaluza tiene la obligación de aprovechar al máximo las ayudas de la Unión Europea

Al contrario de lo que ocurre en muchos otros países de Europa, en España no existe hasta el momento un discurso euroescéptico. Esto se debe, fundamentalmente, a dos razones. La primera es que para los españoles las palabras democracia y Europa son inseparables, ya que nuestro ingreso en la entonces llamada CEE, en 1986, supuso el definitivo certificado de homologación democrática. La segunda es que dicha entrada en el Mercado Común, también significó el inicio de un impresionante milagro económico español que, en pocas décadas, nos ha colocado como uno de los países más desarrollados del mundo. Evidentemente, este proceso nunca se hubiese dado sin las subvenciones millonarias que la Unión Europea ha dedicado a nuestro país. En el caso de Andalucía, esta ayudas han ascendido a 100.000 millones de euros, lo que ha supuesto un considerable impacto en cuestiones como el PIB, la renta media o las infraestructuras de comunicación. Nuestra lealtad con la idea de Europa tiene, por tanto, un componente ideológico, pero también otro de agradecimiento.

Tras un temor inicial a que Europa nos retirase sus fondos de cohesión, finalmente la UE ha dedicado a Andalucía 6.700 millones de euros entre 2014 y 2020, los cuales ya no se centrarán, como antaño, en la construcción de infraestructuras, sino en el impulso del I+D, el empleo, la formación, o la sostenibilidad ambiental. Es decir, estos fondos persiguen ser una ayuda para que Andalucía pueda convertirse en una economía más eficaz en un mundo globalizado y altamente competitivo.

No sólo la Junta, encargada de gestionar los fondos europeos, sino toda la sociedad andaluza tiene la obligación de aprovechar al máximo estas ayudas para cerrar de una vez por todas la brecha que nos separa de otras economías de nuestro entorno. No podemos seguir desaprovechando oportunidades.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios