Informativos pasados por agua

Que en esta querida piel de toro el clima es variadísimo, se sabe desde los tiempos de Plinio el Viejo. Alternamos devastadoras sequías con inmensos aguaceros, pedriscos en los cultivos con sol duradero en las playas y somos el campo de batalla ideal, para la lucha eterna de borrascas y anticiclones. En el Campo de Gibraltar hay dos especiales fenómenos climáticos de los que se advierte al forastero, nada más llegar a nuestra bendita tierra: aquí llueve de lado y el verano-verano, es de 15 de julio a 15 de agosto. Advertidos quedan, en caso de edificar una casa o planificar vacaciones.

No sé si el tan comentado cambio climático tendrá algo que ver, pero tengo para mí que los informativos de televisión, han descubierto un filón en el asunto meteorológico. No me refiero, claro está, a la información especializada que es excelente y que ocupa su espacio tradicional, al final de los informativos. Ahora, se dedican a cubrir también espacios de información general. ¡Genial!, sólo hay que pedirle a los corresponsales que manden una pieza sobre el tema y así podremos ver al cateto de turno diciendo que desde que tuvo uso de razón, si es que lo tuvo alguna vez, no había conocido una calorina como la actual. Como recurso filmado, lo adoban con un plano de un termómetro público, de los que fallan más que las escopetas de feria, un chaval metiendo los pies en una fuente y para darle morbo a la cosa, una buenorra lamiendo un helado. Lista la pieza para el telediario. Si es en el norte, con el fondo de un paseo marítimo nublado, aparece la paisana con una rebequita, aportando al debate el que ella allí, está muy fresquita.

Si hay tromba, el intrépido reportero saldrá con botas de agua y chubasquero, como si fuera a explorar el Amazonas y si hay avalancha de nieve, la reportera aparecerá como la miembro de una expedición al Círculo Polar Ártico. Para colmo, ahora seguimos los huracanes, con pelos y señales. Ahí los vídeos son espectaculares, sobre todo el rescate de los carajotes de nuestros compatriotas que no miraron el pronóstico del tiempo antes de viajar al Caribe. Ignoraban las criaturitas que los huracanes, se dan todos los años en las mismas fechas. Hombre, barata es esta manera de hacer informativos y cómoda para el editor. La fórmula está en hablar de Cataluña largo y tendido, un poco de pelea política, un par de -¡ay!- crímenes machistas, el tiempo, deportes y el tiempo otra vez. ¡Que invente la BBC!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios