El Mástil

francisco J. Núñez

Tácticas políticas

Es importante que los independentistas recobren el sentido y se pongan a trabajar

Abuen seguro que no es regular ni habitual, pero la actividad política se desarrolla en algunas ocasiones determinadas mareando la perdiz. Perder el tiempo o demorar el inicio de algo se convierte de vez en cuando en una manera de realizar las cosas. Marear la perdiz empieza a ser un asunto táctico planeado para conseguir lo que se pretende en el terreno político.

El separatismo catalán, por ejemplo, no deja de retrasar la elección de un Presidente de la Comunidad Autónoma que, con el Consejo de Gobierno, actúe dentro del marco constitucional y estatutario. En la actualidad, la Asamblea Legislativa de Cataluña es un puro adorno. Cuando no se permite regir una colectividad o dirigir su funcionamiento, con autoridad democrática, se pueden causar tantos daños y perjuicios como los que están creando los partidos separatistas catalanes.

Las tácticas de demora utilizan el retraso o la tardanza para poner obstáculos a la democracia. Lo cierto es que todos los indicios y señales parecen indicar que los malabaristas del separatismo, a punto de caerse, empiezan a perder su situación de equilibrio. Cuando los líderes políticos fracasan o se equivocan totalmente, a la vez, se caen con todo el equipo. Por ahora, el independentismo sigue haciendo de las suyas, actuando como es propio de él, manteniéndose con muchas dificultades fuera de los límites de la Constitución y del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Es importante que los independentistas recobren el sentido y que se pongan a trabajar siguiendo la línea del Estado democrático de Derecho. Si no cambia la dirección separatista, continuarán los problemas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios