El Mástil

francisco J. Núñez

Demasiados líos

La superficialidad y ligereza sobre política no contribuyen a mejorar las cosas

No cabe la menor duda de que atravesamos una situación caracterizada por una inestabilidad atmosférica que provoca lluvias abundantes y cambios bruscos en el tiempo. Es poco más o menos normal que la primavera tenga lo suyo y que a veces resulte más compleja de lo que parece.

Tampoco es nada nuevo que andemos liados con los asuntos políticos, observando los juegos malabares que tratan de mantener demasiadas cosas en equilibrio lanzándolas al aire y recogiéndolas de diversas formas. Liar los temas políticos por estar las ideas poco claras o por haber excesivos detalles enmarañados que confunden a la gente no es bueno para el país. Ya se sabe que la creación y el ejercicio de la actividad de los partidos políticos son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley.

La importancia de los partidos para hacer un país estable se manifiesta a diario. La superficialidad y ligereza sobre política no contribuyen desde luego a mejorar las cosas. El separatismo catalán sigue con su puesta de largo presentándose en sociedad con su proceso ruinoso como si tal cosa. Los separatistas no dejan de retrasar la elección de un Presidente de la Comunidad Autónoma que actúe con el Consejo de Gobierno dentro del marco constitucional y estatutario.

Lo cierto es que no sabemos qué nos deparará el separatismo con sus tácticas actuales de demora, utilizando el retraso y la tardanza para poner obstáculos al funcionamiento del Estado social y democrático de Derecho. Por lo demás, la justicia sigue su curso administrada por jueces y Magistrados independientes sometidos únicamente al imperio de la ley.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios