El yacimiento de San Nicolás, puerta a los secretos de la Algeciras romana

  • El arqueólogo Darío Bernal explica en el ciclo de conferencias del museo la valiosísima información que ha aportado un lugar declarado Bien de Interés Cultural, que está a la espera de ser puesto en valor

Algunas de las fábricas de salazón de pescado que más tardíamente seguían funcionando en el Mediterráneo estaban en Algeciras. Unas factorías que han deparado más información que las de Baelo Claudia. Fue hace siglos, sobre el año 500 de nuestra era, la época de la Algeciras romana, Iulia Traducta. Iulia Traducta estaba situada en la Villa Vieja. Se miraba a la Bahía, donde había viveros de ostras...

El relato precedente se puede articular gracias a la valiosísima información que ha aportado uno de los yacimientos claves del término municipal algecireño, el de San Nicolás, una fuente enorme de datos, que no está del todo explotada además. Se excavó en el lugar, de forma intermitente, de 1998 a 2006. Ahora es un área declarada Bien de Interés Cultural, la máxima protección que se contempla en Andalucía para un yacimiento, que en este caso se encuentra a la espera de su puesta en valor por parte de la administración.

Darío Bernal, profesor de arqueología de la Universidad de Cádiz, es el responsable del grupo de investigación que trabaja desde hace una década en Baelo Claudia, ha dirigido excavaciones en el norte de Marruecos y ahora tiene un proyecto que tiene previsto desarrollar en Pompeya. Un experto en la materia que trabaja con el departamento de arqueología municipal de Algeciras en las intervenciones relacionadas con la etapa romana y bizantina. Fue Bernal quien reveló ayer todos los secretos -que tan bien conoce- del yacimiento de San Nicolás. Fue la segunda de las conferencias del ciclo Últimas novedades en la investigación arqueológica de Algeciras, coordinado por el arqueólogo municipal, Rafael Jiménez Camino, y organizado por el museo algecireño.

"Lo más significativo de todas las excavaciones realizadas en el yacimiento, que han sido muchas, es que han permitido descubrir cinco fábricas de salazón, de las que no se sabía nada hasta entonces, nada más que datos puntuales de hallazgos de piletas de salazón. También sabemos hoy en día que hay al menos cinco edificios. Deben haber muchos más, pero al menos cinco que podemos identificar bien. Además se han podido documentar con claridad dos calles, lo cual es muy importante porque son los primeros datos sobre la antigua topografía urbana de la ciudad de Iulia Traducta. De Iulia Traducta tenemos muchos datos por las fuentes literarias y por la numismática, pero no sabíamos nada de cómo se organizaba urbanísticamente", expone Bernal.

"Por otro lado -añade el arqueólogo- las excavaciones han hecho especial hincapié en el estudio multidisciplinar de todas las cosas que han aparecido, los restos orgánicos sobre todo (los huesos, las conchas, los pólenes, etcétera) para conocer el tipo de actividades que se hacían en estas fábricas. Han aparecido restos de salsas de pescado del tipo garum, sabemos que hay viveros de ostras en la Bahía de Algeciras en el siglo V después de Cristo, sabemos que estaban produciendo harina de pescado, etcétera, etcétera. Son unas temáticas tremendamente interesantes porque son novedosas y porque para esta época tan antigua hay muy poca información".

"La gran importancia que tienen también todos estos hallazgos es que exceden a lo que es Algeciras y la Bahía de Algeciras. A escala mediterránea, en cuanto al conocimiento de la pesca y de la industria conservera romana, este yacimiento constituye una de las factorías de salazón que se abandona más tardíamente, hasta más o menos el año 500. Fueron construidas aproximadamente en el cambio de era, a inicios del siglo I d.C., y estuvieron en funcionamiento casi 500 años", explica el investigador.

Bernal, en definitiva, resalta la enorme importancia de San Nicolás. "Antes de estas excavaciones se intuía, por hallazgos aislados, que Traducta estaba en la Villa Vieja, sobre todo porque cuando se hicieron las obras del hotel Reina Cristina habían aparecido restos, pero no se tenía constancia segura de que eso era así. Al haber aparecido varios edificios y algunas calles, dos decumani en un estado de conservación notable, se ha confirmado que la Algeciras romana está en la Villa Vieja. Se ha excavado una parte de los solares que más o menos es del 40 por ciento del total. Eso quiere decir que la Villa Vieja es un yacimiento arqueológico de una potencia tremenda para el futuro. Quedan muchísimas cosas por descubrir", indica el experto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios