Con vistas a la comarca

  • La puesta en marcha de una agenda cultural común depende de la capacidad de los ayuntamientos de superar sus localismos

Un escritor imparte una conferencia en Algeciras y al día siguiente visita otro municipio, un concierto llega a La Línea y el mismo se desarrolla días después en Tarifa o una empresa de teatro pone en escena diferentes funciones a lo largo del Campo de Gibraltar. Son ejemplos de lo que sería un tipo de agenda común en la comarca, hoy un reto. Algún ayuntamiento cree que ése no sería el modelo, otros lo consideran una buena opción para abaratar costes -y mucho más en los tiempos de crisis actuales- y para lanzar un producto más potente. Que se haga realidad depende mucho de que las instituciones municipales sean capaces de superar sus localismos.

La Mancomunidad ha constituido una mesa territorial de la Cultura de la comarca para coordinar la agenda y crear las bases necesarias para llevar a cabo iniciativas conjuntas. El vicepresidente de Cultura, Juan Carlos Galindo, reconoce que ahora se está en los albores de poner de acuerdo a todos los participantes. Cree que poco menos que es una obligación para mejorar la prestación al ciudadano. Sostiene que a principios del año que viene el proyecto recibirá un empujón de consideración. El compromiso es no pisarse entre sí las programaciones. Sería el primer paso, el siguiente llegaría con la puesta en marcha de iniciativas comunes.

La concejal de Cultura de Algeciras, Inmaculada Nieto, dice que la agenda común le parece muy interesante, "porque al final somos un área metropolitana". No obstante, aclara que hay actos que se pueden cuadrar, pero hay fechas inevitables. Pone como ejemplo que en muchos casos son los ayuntamientos los que se tienen que adaptar a las giras de los artistas, que ya vienen establecidas. Y claro, puede que caiga justo durante alguna feria comarcal o el festival de Jimena. "Son concurrencias imposibles de evitar". Explica que Algeciras se ha incorporado a varios circuitos de la Junta, a los que estaban adheridos otros municipios, y que ahora pretenden coordinarse para no repetir actuaciones. Se trata de fortalecer la oferta. "Yo me alegro cuando vienen cosas al lado. La idea es que la gente tenga su ocio y su opción cultural satisfecha".

El concejal de Cultura de Tarifa, Javier Mohedano, cree que la próxima edición del festival africano de Tarifa servirá de experiencia para saber si es posible una puesta en común. La sede seguirá estando fijada en Tarifa, aunque se irradiará por el resto del Campo de Gibraltar. Recordó que hace unos meses la mesa de la Mancomunidad de Municipios se planteó llegar al compromiso entre todas las partes para que las diferentes agendas fueran compatibles. Se trata simplemente de comunicar las citas importantes para que no coincidan en la misma fecha. "En esa línea se está avanzando. El objetivo es que el ciudadano no tenga que elegir".

Cree que el objetivo final es poder calzar una agenda común y establecer fórmulas de cooperación. Por ejemplo que un espectáculo pueda ser compartido por varios municipios para, entre otros aspectos, compartir gastos. "Hay que tener en cuenta que puede haber un concierto en La Línea y otro en Tarifa porque son diferentes públicos. De esa manera se da respuesta al ciudadano".

La concejal de Castellar, Victoria González, cree que la tarea es compleja porque cada municipio tiene sus fechas propias. Pone como ejemplo que su festival de flamenco tiene lugar irremediablemente a mediados de agosto para que coincida con la luna llena. Sostiene que para una causa común se deberían tener en cuenta los municipios y su carácter. Ve más factible una coordinación por ejemplo entre Castellar y Jimena que con Algeciras, "porque son pueblos del mismo estilo".

El edil de Jimena, Juan José Rondón, se muestra partidario de ponerse a estudiar una agenda común. "Primero hay que ver que compense y que sea viable. Creo que sería una buena opción para favorecer a los más pequeños". Cree que la Mancomunidad de Municipios es el organismo idóneo para marcar las pautas.

El delegado de Cultura en La Línea, Alfonso Escuadra, cree en la coordinación como el elemento estructural para el Campo de Gibraltar. Ve con muy buenos ojos lanzar una guía conjunta cultural con el fin de que el público tenga una visión de los actos. Tendría para empezar un carácter mensual. Escuadra es de los que piensa que el que haya una gran oferta en las ciudades termina potenciando el público. "Se trata de superar lo de mirarse el ombligo y de racionalizar la oferta, que es lo que al final importa". Subraya por ejemplo que con los museos se ha producido una selección natural. Algeciras se ha quedado de muestra de la Edad Media, San Roque con la época romana a través de Carteia y La Línea con el siglo XVIII. Apuesta porque las diferentes localidades puedan complementar entre sí sus productos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios