Estos vaqueros de ahora

  • Regresa a la Politécnica Campus Rock con la banda canadiense The Sadies, que acerca su country y su spaghetti western para meterse al público en el bolsillo

Comentarios 1

Uno salió del concierto que ofreció anoche en Algeciras The Sadies y primero pensó en el daño que le ha hecho al country Garth Brooks y después se preguntó por qué Quentin Tarantino, al que harían perder la cabeza, no los ha puesto aún en órbita. Los vaqueros de hoy en día cambiaron la camisa de franela a cuadros por el traje planchado y el pelo lacio de Dallas Good. Y hacen música como la de la banda canadiense.

Campus Rock regresó a la Politécnica y los ciento y pocos de la platea disfrutaron con el country y el spaghetti western de la propuesta. Cualquiera se imaginó en Arizona mascando tabaco o en un antro de Tennessee donde una camarera rubia de nombre Lureen sirve una cerveza fría. Nada más lejos de la cultura patria, que además si se sale de la frontera antes se queda con los Sex Pistols que con eso. Pero The Sadies se metió al público en el bolsillo con un trabajo honrado, sin necesitar vocalista front men ni un guitarra histriónico de virtuosismo tramposo. El otro hermano Good, Travis, agarró el fiddle, el violín sencillo, a mitad de la función y la gente aulló tras el temazo.

The Sadies presentaba su último disco, New seasons, que en el tono general remite a la California de los 60 con el sonido Byrds, pero sin embargo, contrabajo al fondo, se explayó en el country, así sin más aunque se le pueda añadir algún adjetivo. Su genética de banda instrumental relució con los paseos por las pelis de Sergio Leone. Al bueno de Johnny Cash le gustaría el invento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios