El traslado del baluarte de San Felipe, a punto de finalizar

  • La Línea tiene diseñado poner en valor estos materiales en un lugar que sea visitable

Comentarios 2

El concejal y vicepresidente de la Fundación Municipal de Cultura de La Línea, Alfonso Escuadra, informó ayer que en pocos días acabará el traslado que se está llevando a cabo de los restos del antiguo baluarte de San Felipe, encontrados en su día en parcelas situadas entre las avenidas de España y del Príncipe de Asturias.

Estos restos, lienzos de piedra de la antigua fortificación, se están llevando, cortados y embalados, hasta la parcela donde se encuentra el fuerte de Santa Bárbara, lugar de almacenaje provisional hasta que el proyecto de puesta en valor se lleve a efecto.

El traslado de ayer es el tercero que se realiza y están siendo acometidos por la empresa Crest Art con el apoyo logístico y científico de la Fundación.

La intención municipal, en consonancia con los acuerdos tomados con las empresas promotoras de viviendas propietarias de los suelos en los que fueron hallados estos restos, Sando y Promaga, es poner en valor este material en un lugar que sea visitable, tal y como se hizo con los restos aparecidos detrás del Ayuntamiento y que dieron lugar a la plaza pública en la que están instalados, según el proyecto ya presentado y aprobado por la comisión provincial de patrimonio de la delegación provincial de Cultura. El proyecto, que costearán las dos citadas empresas, tiene un coste de unos 1,8 millones de euros.

Escuadra recordó que el fuerte de San Felipe, que data de principios del siglo XVIII, formaba parte de uno de los extremos de la llamada línea de contravalación, que dio nombre a la ciudad. La reconstrucción conllevará una parte del baluarte con muralla, foso y agua.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios