"Mi sueño es tocar con Paco de Lucía"

  • El artista cubano muestra su admiración por el guitarrista algecireño y confiesa que el flamenco es uno de los géneros musicales que más escucha todos los días. Está de gira mundial con una nueva banda

El músico y compositor Chucho Valdés ha reconocido la "riqueza" de la música española y ha afirmado que su sueño es "tocar con Paco de Lucía". El cubano realizó estas manifestaciones poco antes de dar un concierto junto con el saxofonista Archie Sheep en el Festival de La Villette, en París.

Valdés, que indicó que no descarta volver a colaborar con músicos españoles, como ya lo ha hecho con Concha Buika o con Diego el Cigala, hacía el martes por la noche realidad otro de sus deseos, el de subirse a un escenario con Sheep, con el que aseguró que tiene "una gran conexión de ideas y pensamientos".

"Me encanta el flamenco", opinó el pianista cubano, quien dijo que éste, junto con el jazz, la música cubana tradicional y actual y la clásica de Chopin, son los estilos que más escucha cada día.

Sin embargo, en París dejó a un lado sus sueños y su objetivo fue ofrecer al público, junto al saxofonista americano, un espectáculo de "improvisación, frescura e imaginación".

Afro Cuban Proyect es como se llama el proyecto de los dos músicos que, por motivos de agenda -Valdés se encuentra de gira mundial-, sólo han podido ensayar en dos ocasiones.

"Vi tocar a Archie en Polonia en 1998, cuando escuché el sonido de su saxofón me quede súper impresionado", explicó Valdés, quien aseguró que es uno de sus referentes de free jazz, estilo que explota en su nuevo trabajo Chuchos Steps.

En este nuevo disco, Valdés y los Afro Cuban Messengers han ido mas allá de los límites musicales y han "roto estructuras ya hechas" y "desarrollado nuevos conceptos rítmicos".

El artista cubano, que reconoció estar "muy contento" con la aceptación por parte de la crítica y del público que ha tenido este último trabajo, indicó que su anterior grupo, Irakere, considerado por algunos el conjunto más importante en la historia de la música cubana del siglo XX, ha dejado "el listón muy alto".

"Irakere es un grupo para la historia", consideró, al tiempo que dijo sentirse "orgulloso" por la influencia que tiene en las nuevas generaciones.

Sin embargo, se trata de una etapa ya finalizada "y del siglo pasado"; ahora es el momento de los Afro Cuban Messengers, con los que pretende seguir cambiando la dirección y el sentido de la música, destacó.

Para Valdés "la música lo es todo", y es que, en su opinión, "no hay nada sin música, es la representación de las culturas".

El cubano fue incluso más allá: "Es el lenguaje universal por excelencia, no es el esperanto como se creía", ya que, "llega a todas partes y no tiene límites", aseguró.

Aunque no quiso hablar de la situación de su país, Valdés, que es embajador de Buena Voluntad de la FAO (la organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), aseguró que sigue la política "desde lejos" y que "la respeta", pero sin salir de su camino, el de la música.

De su futuro dijo que seguirá trabajando con su nueva banda y que preparará un nuevo álbum que prevé grabar cuando finalice su gira por América, dentro de un año y medio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios