Un soplo de brisa fresca en el Kursaal

  • Hoy arranca la 58 edición del Festival de Cine de San Sebastián con una nutrida presencia del cine español menos acomodaticio en sus diferentes secciones y hasta cuatro títulos en el concurso oficial

La que será la última edición del Festival de San Sebastián con Mikel Olaciregui al frente, parece seguir apostando por un cambio de rumbo respecto a los no tan lejanos años sombríos del certamen, en un proceso de rejuvenecimiento (y adelgazamiento forzoso tras los recortes) que pasa por una urgente necesidad de conexión con ciertas tendencias estéticas del orbe festivalero internacional. La incorporación de un nuevo equipo de programadores (entre los que se encuentra el futuro director del festival, José Luis Rebordinos) y la expansión por los márgenes en interesantes secciones (Nuevos caminos de la no-ficción) y retrospectivas (Don Siegel) abren el certamen, que no obstante sigue pagando sus peajes, a un espíritu más joven, ecléctico y permeable a lo que se cuece en los márgenes de la industria en lo que al cine español se refiere.

Si en la edición anterior Isaki Lacuesta (Los condenados) y Javier Rebollo (La mujer del piano) se alzaban con los premios de la Crítica y el de Mejor Director respectivamente, la Sección Oficial de 2010 cuenta con una nutrida y variopinta representación nacional que sigue haciendo pensar en una voluntad de regeneración. Aita, de José María de Orbe, director de la interesante La línea recta, Elisa K, de Judith Colell y Jordi Cadena, El gran Vázquez, de Óscar Aibar, y Pan negro, una nueva visita a la España rural de la posguerra del iconoclasta Agustí Villaronga, competirán por la Concha de Oro con otros 12 títulos internacionales, entre los que encontramos a viejos conocidos como el norteamericano John Sayles (Amigo), el chileno Raúl Ruiz (Misterios de Lisboa) o el escocés Peter Mulan (Neds) y a estimulantes autores del cine contemporáneo como la japonesa Naomi Kawase (Genpin), el coreano Kim Je-woon (I saw the devil), el noruego Bent Hamer (Home for Christmas), el chino Liu Hao (Addicted to love), la argentina Victoria Galardi (Cerro Bayo), la alemana Sophie Heldman (Colours in the dark) y el marroquí Daod Aoulad-Syad (La mezquita). El mexicano Felipe Cazals abrirá el certamen con Chicogrande, un nuevo biopic sobre Pancho Villa, mientras que la cinta francesa Elle s'appelait Sarah,de Gilles Paquet-Brenner, será la encargada de clausurarlo el día 25. El lunes, en una gala, Julia Roberts recibirá el Premio Donostia a su carrera y presentará la película de autoayuda Come, reza, ama, que protagoniza junto a Javier Bardem.

También fuera de concurso podrá verse el documental de Carles Bosch sobre la lucha contra el Alzheimer de Pascual Maragall, Bicicleta, cuchara, manzana, en un modelo humanitario-sentimental que empieza a ponerse de moda tras aquel Bucarest dedicado a Jordi Solé Tura.

El Jurado que preside el serbio Goran Paskaljevic, viejo conocido de la cartelera y los festivales españoles (La otra América, El polvorín, Honeymoons), y en el que también se encuentran el filipino Raya Martin, la norteamericana Lucy Walker, la peruana Claudia Llosa, el argentino Pablo Trapero, la maquilladora británica Jo Allen y el actor español José Coronado, tendrá la desagradable tarea de ver estas películas en los ratos libres que les dejen las fatigosas visitas a conocidos templos de la gastronomía vasca.

La habitual sección Perlas de otros festivales traerá ese cine que viene avalado por Cannes, Berlín o Venecia y que se irá estrenando poco a poco en España, de Poetry, del coreano Lee Chang Dong, a Miel, del turco Kaplanoglu, de Buried, el aclamado thriller claustrofóbico de Rodrigo Cortés, a la maravillosa Le quattro volte, inclasificable pieza con una cabra, un pastor y una hormiga como protagonistas. Tras pasar por Venecia y Toronto, José Luis Guerin también presentará su personal diario de viaje Guest en un pase especial, mientras que otras cintas españolas (Caracremada, de Lluís Galter, Blog, de Elena Trapé, y La noche que no acaba, de Isaki Lacuesta) y latinoamericanas encontrarán su habitual acomodo en Zabaltegui, Made in Spain y Horizontes Latinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios