La socialización de las artes

  • Algeciras unifica y asume la gestión de las escuelas de música, danza y teatro. Los padres de música están en pie de guerra. Nieto replica que tenía un modelo elitista

La violinista algecireña Regina Laza actúa hoy y mañana en el Festival Internacional de la Fundación Vladimir Spivakov, en Moscú. Sólo 42 jóvenes talentos de todo el mundo han acudido a este certamen. Regina es la única representante de España. Esto se va a acabar. Al menos en los términos que hasta ahora están formulados.

Laza, una virtuosa, ha recibido su formación los últimos años en la Escuela Internacional de Música de Algeciras. Para Inmaculada Nieto, delegada de Cultura del Ayuntamiento algecireño, esta escuela ofrecía una enseñanza "elitista" en "condiciones leoninas para los intereses municipales". Esta escuela ya no existe. La Fundación la ha unificado con el aula municipal de danza y con el de teatro en la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro. El objetivo de la coordinadora local de Izquierda Unida es socializar estas artes, que puedan llegar al mayor número de ciudadanos posible, de la manera más económicamente accesible posible. En opinión de Nieto, esto se asemeja a lo que hacía el teatro y la danza, pero no ocurría con la música.

Una representación de los padres de los alumnos de la Escuela Internacional de Música entregó el pasado lunes al alcalde, Tomás Herrera, unas mil firmas con las que exigen que se garantice la continuidad en sus puestos de tres profesores cuyos contratos, ahora, han pasado a depender de la Fundación Municipal de Cultura. Uno de ellos era el director de la escuela, Cristof Bleissen. Los padres, que también enviarán las firmas a la consejería, se han movilizado por estos tutores para que además se mantenga su proyecto. A Bleissen se le reconoce un método especial de instrucción de excelentes resultados y que incluso será tratado en un libro que se publicará en Estados Unidos. "No enseña a tocar, enseña a interpretar", resume Claudio Iribarren, uno de los padres que se han movido, que apela al currículum de Bleissen.

Es tarde. La delegación de Cultura ya ha cambiado de modelo y modificará el funcionamiento. La Fundación José Luis Cano prestaba sus instalaciones a la Escuela Internacional de Música, al aula de danza y a la de teatro. Además el Ayuntamiento tenía firmados convenios anuales con asociaciones, que eran las que se encargaban de gestionar estas actividades, precisó ayer Nieto. Según la información de la concejala, el convenio con el teatro ascendía a 15.000 euros, con la danza a entre 25.000 y 30.000 y con la música a 60.000.

"Cuando yo me hice cargo de la delegación el convenio de 2007 con la escuela de música estaba abonado", replica la edil a la denuncia de los padres de que los tres profesores por cuyos puestos temen no cobran desde mayo de 2007. "La deuda la tiene contraída la asociación con ese profesorado", añade Nieto.

Según la concejala, el aula de danza tenía 230 alumnos y dos profesores, el de teatro, 90 y otros dos profesores, y la escuela de música, "casi 50" -63 según los padres- y cinco profesores. Es decir, en música más dinero y más profesores para menos alumnos.

Con ese escenario de fondo, el conservatorio de la ciudad, el Paco de Lucía, de rango elemental, encontró el respaldo municipal en su afán de conseguir el grado medio. Según la nueva Ley de Educación de Andalucía, para ello era necesario que el municipio dispusiera de una escuela municipal de música. La que se ha creado a partir de la Escuela Internacional. El conservatorio ya es profesional. Los padres reprochan a Nieto que se haya servido de los currículums de los profesores que, según ellos, quiere despedir para hacer fructificar la escuela municipal.

El cambio, la unificación, la gestión directa, defiende Nieto, responde a ese doble motivo, socializar al máximo estas artes y posibilitar el grado medio en el Paco de Lucía. "Lanzo un mensaje de tranquilidad a los padres y madres de música. No están en peligro su enseñanza, pero será no reglada. Tampoco se coarta la posibilidad de un conocimiento profesional porque para eso está el conservatorio de grado medio", señala la edil.

La concejala no se pronuncia sobre el despido de los tres profesores, pero entre líneas se interpreta que, efectivamente, sus puestos están en el alero. Lo que subraya es que ahora además también se imparte guitarra y que las clases han pasado de costar 60 a 20 euros.

Nieto remite a finales de 2008 para comprobar cómo el nuevo rumbo en música, teatro y danza se traduce en efectos monetarios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios