El singular éxito del cine totalitario

  • El profesor Claver dice que Sevilla era la ciudad más afecta a los filmes propagandísticos fascistas

Las películas de propaganda nazi y las italianas que glosaban con afecto la figura de Mussolini fueron las que más éxito de crítica y público tuvieron en la España franquista, especialmente en Sevilla. Ésta es la conclusión de un estudio realizado por el profesor de Cine Español Contemporáneo de la Universidad de Sevilla José María Claver Esteban, también coordinador del curso de verano de la Universidad Pablo de Olavide El cine: miradas a la realidad. "Los valores antimarxistas y antidemocráticos que transmitían esas películas servían para justificar el golpe de Franco", afirma Claver Esteban, que recuerda que entre 1936 y 1939 la capital andaluza era "la gran capital cinematográfica" del país.

Sevilla distribuía al resto del territorio nacional una gran cantidad de material cinematográfico novedoso procedente de Alemania. El profesor de Cine Español Contemporáneo lo ilustra con un ejemplo significativo: mientras que los estudios alemanes enviaban a España un lote (15 películas) cada temporada, desde Estados Unidos llegaban la misma cantidad de películas cada tres años.

Títulos como Lucha contra la muerte roja o Traidores, en los que se acusaba a la República y al comunismo de fomentar el caos y se hacía una llamada al orden y a la disciplina, tuvieron muy buenas críticas y grandes aplausos de los espectadores en la Sevilla franquista, asegura Claver Esteban. Queda demostrada de esta manera, concluye el investigador, la clara relación desde el punto de vista cinematográfico entre la España de Franco y la Alemania nazi de Hitler o la Italia de Mussolini, apoyando unos valores que con el paso de los años, dice, "se han querido camuflar".

Este tema ha sido "muy poco estudiado", afirma el profesor; uno de los motivos, apunta, es que durante la dictadura franquista no se podía hacer este tipo de investigación y luego, desde la llegada de la democracia, los estudios se centraron especialmente en el cine republicano. Sin embargo, matiza también Claver Esteban, la transmisión de valores e ideología a través del cine "no es sólo atribuible a los regímenes autoritarios". También ahora el cine transmite constantemente unos valores, lo que para el profesor "es peor que si reflejara una ideología", pues esos valores están condicionados por el culto "al dinero, al mercado y a los valores políticamente correctos".

En palabras del investigador, "el séptimo arte da una imagen en la que parece que hemos llegado a la mejor de las sociedades posibles", lo que "no es verdad". "Se están escondiendo problemas como la pobreza, el cambio climático, la explotación o el hundimiento de la cultura, pues se ha creado una cultura basura de consumo, de usar y tirar, al igual que ha ocurrido con la televisión", agrega el profesor Claver Esteban.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios