La remodelación del teatro Alameda de Tarifa sigue sin ponerse en marcha

  • Las obras continúan paralizadas después de dos años y medio y a pesar de que se anunció la reanudación de los trabajos para el pasado octubre · La zona está hecha una escombrera

Comentarios 1

Qué lejano queda aquel 25 de junio de 2005 cuando la entonces diputada provincial de Cultura, ponía la primera piedra de lo que serían unas obras de poco más de nueve meses de duración. A cambio del periodo de tiempo sacrificado a las obras, los tarifeños gozarían de un remozado espacio escénico acorde con las necesidades culturales del municipio.

Un ambicioso proyecto de espacio multifuncional diseñado por la arquitecta Julia Pérez Blanco se levantaría sobre los cimientos del antiguo Teatro Cine Alameda en una obra donde primaría el espíritu integrador con respecto a su natural ubicación. Algo muy cuestionable por cierto, pues el modelo diseñado, es cualquier cosa menos integrador, dadas sus características modernistas.

Aún así, la propia necesidad de espacio escénico hizo que el proyecto se acogiera de muy buen grado. Sin embargo a pocas semanas del inicio de las obras, y con muy poca previsión por parte de los técnicos competentes, comenzaban a plantearse los primeros problemas. La ubicación del teatro junto a las murallas tarifeñas y algún que otro templo borrado del recuerdo histórico se revelaban en forma de vestigios arqueológicos que obligaron a la paralización de las obras hasta que los restos no fuesen estudiados clasificados y la Consejería de Cultura determinara qué hacer con ellos.

Se realizaron los estudios necesarios, se acordó remodelar el proyecto inicial al objeto de preservar los restos arqueológicos y se planteaba el reinicio de las obras. Pero hete aquí que surgió de nuevo un problema. Ferconsa, la empresa adjudicataria de las obras exigía nuevos precios en función al tiempo transcurrido desde que se iniciaron las obras, el tiempo de paralización y la fecha de reinicio. Así, el Consistorio que participa en un 25 por ciento de la financiación de este proyecto (el resto corre a cargo de la Junta y la Diputación de Cádiz) que ascendía a 2.620.000 euros, se vio envuelto en un contencioso-administrativo en el que Ferconsa solicitaba la paralización y suspensión de la ejecución de las obras.

Sin embargo, el Consistorio a través de su Pleno votaba por unanimidad de todos los presentes, la adjudicación del nuevo contrato de obra de rehabilitación del Cine Teatro Alameda, por un importe de 2.829.653 euros (más de 209.000 euros de diferencia respecto al precio inicial), a la empresa EMMSA, con domicilio en Barcelona y dedicada al montaje de estructuras metálicas. De las seis empresas que entraron en concurso, tras el anuncio de licitación de la obra, publicado en el BOP de 26 de marzo, EMMSA fue la empresa elegida por ofrecer el presupuesto más bajo y por garantizar la ejecución de la obra no en 18 meses, que era lo estipulado, sino en 9 meses.

Entonces las obras se preveían reiniciarse en el mes de septiembre, según señaló el alcalde Miguel Manella. Meses más tarde y con el Paseo de la Alameda hecho una auténtica escombrera e incluso un basurero, se apuntaba al inicio de los trabajos para enero. Hoy 31 meses después de su inicio las obras siguen sin producirse, en esta ocasión y según apuntó la primera teniente de alcalde, Juana Garrido "EMMSA, está ultimando detalles con la arquitecta del proyecto, Julia Pérez y valorando la actualización de los precios de coste con la arquitecta".

En fin, que Tarifa y los tarifeños, tendrán que esperar al menos 10 meses más para poder disfrutar, palomita en mano, de una película o una obra de teatro en el Teatro Cine Alameda. Mientras tanto una generación de pequeños aquellos que no tienen más que seis u ocho años y comienzan a tener conciencia de las cosas, preguntan a sus progenitores por qué ellos no pueden ver el último estreno de Disney en un cine de su ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios