La primera fase de la rehabilitación del castillo Guzmán el Bueno, lista

  • Consolidados y restaurados los pabellones interiores del monumento, que se reabrirá al público en unas semanas · La intervención ha durado dos años y ha requerido una inversión de 488.173 euros

La primera fase de la rehabilitación del castillo de Guzmán el Bueno de Tarifa, correspondiente a la consolidación y restauración de los pabellones interiores, fue presentada ayer a los tarifeños en un acto que se celebró en la Casa de la Cultura y al que siguió una visita guiada al propio monumento.

Ante un numeroso público compuesto en su mayoría por vecinos de la localidad, los arquitectos responsables del proyecto, José Ignacio Fernández-Pujol y Pedro Gurriarán, expusieron los detalles de la intervención, que se ha desarrollado durante los dos últimos años y ha supuesto una inversión de 488.173 euros. Así, a partir de una situación de serio deterioro y de graves alteraciones morfológicas -causadas en parte por su prolongado uso militar durante diez siglos-, se han realizado diversos trabajos que han incluido el desmonte y sustitución de las cubiertas, la consolidación y sustitución parcial de las estructuras de madera, el tratamiento de los muros, la restauración de las portadas de cantería y la implantación de forjados de descarga, entre otros.

Durante la exposición celebrada ayer, a la que asistieron el alcalde de Tarifa, Miguel Manella, el concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Javier Mohedano, y otros miembros de la corporación municipal, se quiso dejar claro que esta intervención supone tan sólo la primera fase de la rehabilitación integral del castillo. Así, entre los trabajos a realizar en el futuro se incluyen la prospección arqueológica de los patios, la rehabilitación interior de los pabellones, la restauración de la muralla y la musealización de los pabellones.

"Cada una de estas fases requiere su propio proyecto y su propia financiación, que en algunos casos está ya conseguida y en otros habrá que buscar, hasta sumar una inversión total próxima a los cinco millones de euros", indicó Manella. "En cualquier caso, quiero dejar claro que es una intervención larga y compleja y que los tarifeños habremos de esperar aún varios años hasta que nuestro castillo esté plenamente rehabilitado, pero es un compromiso que asumimos en su día y que hará del Castillo de Guzmán el Bueno un centro cultural y museístico de primer orden", añadió el primer edil.

El alcalde quiso además agradecer su apoyo a las distintas administraciones que colaboran en este amplio proyecto, desde la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar hasta el Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico de la Diputación Provincial de Cádiz, pasando por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. "Las relaciones con todos ellos son extraordinarias", resumió Manella, "y ello está repercutiendo de manera muy positiva en la rehabilitación no solamente del castillo, sino de otros muchos elementos del centro histórico de Tarifa".

Después de la exposición tuvo lugar la visita guiada a la zona rehabilitada del castillo, si bien la apertura del mismo al público en general habrá aún de esperar algunas semanas, según indicó el concejal del Ayuntamiento tarifeño, Javier Mohedano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios