El presidente del TSJA cree que Odyssey "ha tocado la vena sensible"

  • Méndez de Lugo admite que la delimitación de las aguas siempre es controvertida

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Augusto Méndez de Lugo, señaló ayer respecto al contencioso entre el Gobierno español y la empresa estadounidense Odyssey que el caso "ha tocado la vena sensible de los responsables públicos" y ha servido de "detonante muy importante" para que la sociedad tome conciencia del patrimonio subacuático.

Méndez de Lugo abogó además por la concertación de una política internacional común que ayude a preservar la biodiversidad submarina y el patrimonio cultural subacuático, pese a reconocer las complejidades judiciales. El magistrado clausuró en Sevilla el seminario ¿Es posible la protección jurídica del patrimonio cultural subacuático", organizado por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo.

En declaraciones a los periodistas, el presidente del TSJA matizó que la defensa del patrimonio subacuático "es un problema complejo" porque la delimitación de las aguas jurisdiccionales es un asunto "siempre controvertido", y determinar la propiedad de los hallazgos submarinos "provoca serios enfrentamientos entre gobiernos y estados".

Con todo, opinó que "debe de haber una política internacional común de protección al fondo submarino".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios