"La poesía tiene un valor muy alto, ya que es terapeútica"

  • l Blanca Flores presenta en AlCultura este sábado 'Ecos de un solo de saxo' en un acto presentado por Manuel Francisco Reina

El hilo que da origen a Ecos de un solo de saxo está en el fragmento perdido de una canción de copla durante una madrugada. "Uno de esos momentos magníficos y extraños que no sabes muy bien si son realidad o no, o un mensaje, o estás soñando -comenta Blanca Flores, autora del libro publicado por El boletín ediciones-. Uno de esos instantes que disfrutas, atrapas y te lo llevas".

Precisamente el desgarro y la cadencia de la copla están muy presentes en este nuevo poemario de la escritora: unos textos en los que se percibe, además, la autoría femenina -"hay muchas mujeres poetas contemporáneas que tenemos, creo, una voz bastante similar", comenta Flores- y el empleo de un fuerte sentido de la identificación. "Para que luego digan que la poseía no sirve para nada -continúa la autora-. Cuando, realmente, el valor de la poesía es muy alto, ya que un poema ha de ser terapéutico. Uno es capaz de trasladar cantidad de historias en todo lo que escribe".

Tal vez por eso mismo, por la sensación de cercanía que transmiten, los versos de Blanca Flores son un recurso habitual en las lecturas que ofrece en distintos centros la Asociación de Personas Lectoras: "Me dicen que suelen llevar algún libro mío siempre encima porque se entienden muy bien, y hablan de cosas que todo el mundo conoce y la gente se fortalece con ellos", apunta Flores.

Los poemas de Ecos de un solo de saxo se presentan mañana sábado en Espacios AlCultura, en Algeciras, a partir de las 19:30 horas acompañada del jerezano Manuel Francisco Reina, critico de Babelia y autor de Los amores oscuros, la novela que recrea los amores entre Federico García Lorca y Juan Ramírez de Lucas. Además, en esta ocasión, los versos se encuentran acompañados de las ilustraciones de Virtudes Reza, poeta afincada en el Campo de Gibraltar.

La cercanía de Ecos de un solo de saxo no está reñida con el acabado depurado del trabajo: "A todos a los que nos gusta escribir sabemos que es una actividad que nos sirve de válvula de escape -indica Blanca Flores-. Pero, a la hora de dar un poema por concluido se pasan muchas horas, hay muchas correcciones. Si se quiere ofrecer algo más que una intuición, necesitas tiempo y dedicación, en parte porque, por supuesto, no te atreves a publicar cualquier cosa. Lo formal y lo funcional (la carga semántica, la musicalidad interna...) han de encontrar un equilibrio, siempre al servicio de una intención".

La asociación AlCultura prepara para este mes otras actividades con las que esta entidad celebrará su tercer aniversario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios