La poesía visual de Ricky Dávila ocupa la galería Ufca

  • El fotógrafo bilbaíno expone hasta el 16 de abril en la sede del colectivo algecireño la serie 'No vodka on the moon', en la que la metáfora es vehículo de comunicación

La fotogalería de la Ufca de Algeciras acoge hasta el próximo 16 de abril la exposición No vodka on the moon, del bilbaíno Ricky Dávila. La serie, integrada por una veintena de fotografías tomadas en Odessa (Ucrania), fue realizada durante el proceso de adopción del hijo del fotógrafo, Nikolai. El fotógrafo ha aclarado sin embargo que "no es un reportaje de una adopción, sino un poema visual construido a partir de una coyuntura personal".

Es la segunda ocasión que se descubre al público esta colección de imágenes. La llegada de la muestra a Algeciras ha contado con la colaboración de la Fundación Antonio Pérez de la Diputación Provincial de Cuenca, propietaria de los fondos. Fue en la ciudad manchega donde se pudo ver por primera vez la serie.

Para el autor, No vodka on the moon constituye una pausa en su trabajo en la que se decanta, según su explicación a Efe, "por el recurso de la metáfora como vehículo de comunicación". Se trata de un conjunto de fotografías que supone un ejercicio de "introspección, no de ensimismamiento", en el que el viaje es anecdótico y la obra es resultado de una mirada hacia el interior.

"Sigo necesitando el viaje como método, pero el darse cuenta de que uno viaja para conocer su propia geografía es fundamental y a mí me ha ayudado mucho darme cuenta de eso", afirma un Dávila que subraya la evolución que ha experimentado desde sus trabajos como fotoperiodista en la década de los noventa, así como la carga narrativa de su fotografía. "El hecho de ser un narrador visual es lo que te lleva a la conclusión de que no existen fotos buenas o malas, sino miradas sensibles o no sensibles", indica.

Ricky Dávila ha participado en varias ediciones de Photoespaña; ha expuesto su obra en numerosas capitales españolas, europeas y suramericanas; y ha publicado, entre otros, los libros Manila, Ibérica y Nubes de un cielo que no cambia.

El autor bilbaíno ha estado presente en Algeciras y, además, el pasado fin de semana impartió en el marco de la escuela de fotografía de la Ufca el taller La fotografía como visión personal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios