Cinco miradas de Cruz Herrera

  • La sala barcelonesa La Suite saca a subasta el jueves tres óleos y dos dibujos del pintor linense

  • Se trata de retratos, cuatro de ellos de miembros de su familia

Experto retratista y paisajista, José Cruz Herrera tuvo una prolífica carrera en la que contó por miles sus obras. Parte de ellas quedaron en manos de la familia del pintor linense, que ha atesorado en las paredes de sus casas recuerdos en forma de retratos de muchos de sus miembros. Y varios se descuelgan ahora de esas paredes para salir a subasta en Barcelona.

El próximo jueves la sala barcelonesa La Suite sacará a subasta tres óleos y dos dibujos del artista de La Línea. Cuatro de ellos son retratos de familiares del pintor, retratados entre los años 40 y los 50, cuando su obra era ya plenamente reconocida. Los cuadros proceden de la herencia de una sobrina de Cruz Herrera, Angelines, una de las protagonistas de los retratos. Su hija ha decidido sacar a la venta parte de las pinturas que guardaba en una vivienda y cinco de ellas forman parte de esa subasta.

Uno de los óleos corresponde a un cuñado del pintor, otro a Angelines y el tercero a una mujer desconocida. Un dibujo es de la cuñada del pintor (Clara) y otro también de Angelines. Cruz Herrera fue prolífico también en los retratos a su familia: a su suegro, que no consentía en ser retratado, llegó a pintarlo en una pared mientras dormía la siesta.

Las estimaciones de precio de los que salen ahora a subasta oscilan entre los 500-700 euros del retrato de su cuñado y los 1.000 a 2.000 del resto. Según explica la directora de La Suite, Beatriz du Breuil, ya hay alguna obra por la que se ha presentado una puja y espera que tengan una buena acogida, tanto en España como en Casablanca, donde el pintor pasó buena parte de su vida; de hecho, falleció allí en 1972.

Las obras de Cruz Herrera salen a la venta en una subasta en dos sesiones, la primera, a las 18:00, centrada en arte medieval y colonial, y la segunda, una hora más tarde, dedicada a "interiores del siglo XX que incluye arte decorativo y mobiliario, como una mesa del arquitecto Óscar Tusquets de principios de los años 70, además de diversas piezas de vidrio de Gallé y objetos de Art Decó y Nouveau", según indica Du Breuil. Los lotes comienzan con una importante muestra de plata antigua de los siglos XVII al XIX procedente de una colección particular y en la que destacan las bacías de barbero -tanto españolas como coloniales (lotes 1 a 6)-, así como escribanías y jarras.

En cuanto a la parte de arte medieval, la directora de La Suite destaca "la maravillosa Virgen en Majestad que ilustra la portada del catálogo (lote 59), una fantástica pieza románica del siglo XII en madera tallada con ligeros restos de policromía, sin olvidar una pareja, también en madera, formada por San Pedro y San Pablo (lote 78), de extraordinaria factura. Es más, está atribuida a Alonso Berruguete, uno de los grandes maestros de la imaginería religiosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios