El estudio de la masonería y la Villa Vieja cierran las jornadas de historia

  • La presidenta comarcal clausura las jornadas y destaca el nivel de las aportaciones a la historiografía de todos los conferenciantes · Ocaña dejará la dirección del Instituto de Estudios a finales de año

Las Jornadas de Historia del Campo de Gibraltar, organizadas por el Instituto de Estudios Campogibraltareños, llegaron ayer a su final tras tres días de intensa actividad, comunicaciones y debate.

La jornada comenzó con la intervención de Antonio Benítez, quien describió el proceso de repoblación de la Villa Vieja de Algeciras entre 1900 y 1915. El ponente describió la ocupación del solar medieval que se produce de manera especial con la llegada del ferrocarril a la ciudad. La construcción de la estación del puerto y el muelle de la línea de vapores a Gibraltar en la zona del río de la Miel atrajo a un alto número de personas que se instalaron en la zona.

Antonio Morales tomó el relevo disertando acerca de la masonería campogibraltareña a través del estudio de la logía de Floridablanca de La Línea, una de las más emblemáticas del primer tercio del siglo XX. La institución masónica en la comarca presenta, según el ponente, unas características especiales en la comarca.

El historiador José Manuel Algarbani expuso el modelo de gestión republicana en Los Barrios entre 1931 y 1932 y Alfonso Escuadra, por su parte, expuso la comunicación Los informes del OKH, relativos a una posible ocupación germana de Gibraltar en la década de los 40.

César Sánchez de Alcazar realizó su intervención en torno a la pantalla de roca artificial ubicada frente a Gibraltar tras la Guerra Civil española en el kilómetro 4 de la carretera militar del Estrecho y, por último, Luis Romero Bartumeus centró su turno en analizar el cierre del consulado español en Gibraltar, el 30 de abril de 1954. Bartumeus expuso que no era esa la intención del Gobierno franquista, si bien el cónsul general de España en Gibraltar, Ángel de la Mora, intervino de manera decisiva sobre la decisión final.

Tras las intervenciones, la presidenta de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, Isabel Beneroso, clausuró las jornadas acompañada en el acto de cierre por el alcalde de Algeciras, Tomás Herrera; y el director y secretario del IECG, Mario Ocaña y Rafael de las Cuevas, respectivamente. En su intervención, Beneroso tuvo un primer gesto de agradecimiento para los organizadores, y alabó el papel protagonista que estas jornadas tienen ya en la agenda cultural de la comarca. "Llevarlas, pues, adelante supone una responsabilidad que requiere un gran esfuerzo para la selección de las ponencias que, como en estos días, han dado pie a interesantes debates", declaró.

Beneroso señaló que analizar la historia de la comarca no es nada sencillo, pues el Estrecho de Gibraltar ha sido una de las zonas que más referencias históricas ha dejado, deja y dejará a lo largo de los tiempos. "La presencia de diferentes civilizaciones y culturas durante siglos han moldeado una realidad nada sencilla de explicar. Esa labor ha sido asumida por el Instituto de Estudios Campogibraltareños y es de recibo reconocer que parte de lo que ahora sabemos de nuestra historia se lo debemos en gran medida al trabajo que desde la Mancomunidad se está realizando en esa línea", añadió. Para terminar, la presidenta hizo un agradecimiento público a Cristóbal Delgado, persona ilustre a la que han estado dedicadas estas jornadas, y a Mario Ocaña, director del IECG, que el próximo 31 de diciembre dejará su cargo.

Ocaña, por su parte, resumió las aportaciones históricas hechas por los diversos ponentes y apuntó la existencia de datos nuevos en el contexto de la Segunda Guerra Mundial en la comarca o en conflictos armados internacionales en el siglo XVIII.

Ocaña destacó que una vez deje el cargo, se convocará un nuevo proceso electoral y los consejeros de número que lo deseen podrán presentarse como candidatos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios