El maestro guitarrista algecireño Paco Martín recibe el último adiós

  • Familiares y amigos lamentan su pérdida. Su hijo agradece las muestras de cariño recibidas. En su carrera tocó para grandes como Marifé de Triana o Antonio Molina

El maestro algecireño a la guitarra Paco Martín (31 de diciembre 1944 - 9 de diciembre 2012) recibió ayer el último adiós de sus familiares y amigos en el cementerio de Botafuegos, donde se celebró un encuentro en el que se recordó al ilustre algecireño, para posteriormente proceder a incinerar sus restos mortales.

Paco Martín no fue cualquier virtuoso al toque. Destacó en su generación, en la que compartía pasión con Paco de Lucía, cuyo padre se convirtió en su mentor, aunque su comienzo en este idilio flamenco fue con Manitas de Plata y Ramón de Algeciras.

Venía de una saga familiar bien conocida. Empezó en Casino Cinema, acompañó a Flores el Gaditano en muchas ocasiones, y con la marcha de los hermanos Lucía a Madrid se quedó como el único guitarrista de la tierra. Montó un "tinglaillo" en la Plaza Alta, como él llamaba a su primera academia, pero al poco Antonio Molina se fijó en su maestría y se lo llevó para Los Paquiros durante diez años. Le dio varias vueltas a España, también estuvo por Francia. Acompañó con la guitarra a Juanito Valderrama, Marifé de Triana, Fosforito, y sin duda le hubiera gustado tocar junto a Camarón. A Paco de Lucía siempre lo defendió calificándolo como el "terminator de la guitarra".

Antonio Martín, su hijo, expresó ayer a este diario su agradecimiento ante las muestras de afecto y condolencias. "Me enorgullece a mí y a mi familia el sentimiento que ha transmitido, se ha hecho sentir. Era muy conocido". Dejó cuatro hijos, sólo uno siguió la estela artística, el propio Antonio Martín, explicó. "Ha dado clase a mucha gente, pero más que dar, era una reunión de amigos, por amistad". Su hijo recordó que fue un "enamorado de Algeciras" y seguía tocando la guitarra y hablando de flamenco, siempre en su corazón. De La Piñera, Paco Martín finalizó su última etapa de vida en La Bajadilla, en una casa justo frente a la que vio nacer a Paco de Lucía.

La cultura de Algeciras se quedó huérfana pero dejó nacer al mito y así lo sentían sus amigos, que no quisieron perderse esta última ocasión como Salvador Andrades o Chico Valdivia. David Morales y Juan José Téllez mostraron también su pesar ante la noticia. El empresario José Luis Lara y la concejal de Feria y Fiestas Juana Cid también lamentaron la pérdida. El hijo de Martín agradeció también los mensajes de la familia Lucía como José María Bandera.

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, mostró su más sinceras condolencias, en nombre propio y en el de la ciudad a la familia, amigos, y personalidades del flamenco y de la cultura en general. Señaló que Martín "deja un vacío no sólo musical en la ciudad, sino también físico, pues a pesar de haber estado tocando y triunfando por todo el mundo, no quiso que su Algeciras natal dejase nunca de ser su lugar de residencia, y por lo tanto siempre lo hemos visto caminar por sus calles, mientras ejercía de músico, profesor y amigo, este maestro de maestros de la guitarra, ferviente admirador de su íntimo amigo Paco de Lucía, de cuyo padre aprendió a tocar la guitarra".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios