No hubo otra lluvia que la de orejas, en el festival de Jerez

  • El coso de la calle Circo acoge un festejo benéfico femenino con dos rejoneadoras y cuatro novilleras, que se reparten nueve orejas y un rabo

En esta edición del festival "Toros y mantillas", organizado por la asociación Sancta María del Camino, no hubo ni mucho menos tanto público como en los anteriores. Se esperaba la presencia de muchos asociados desde toda Andalucía -había tres autobuses fletados desde Ceuta- pero la lluvia del sábado intimidó a muchos, que no viajaron el domingo.

Al final no hubo mas lluvia que la de orejas que caían torrencialmente desde el palco que ocupaba la presidenta Clara Montaño, generosa y desprendida.

Abrió plaza la rejoneadora Julia Calviere con una res de "Villalobillos". Un bicho manso y que arreaba a la cabalgadura dolido. Calviere aprovechaba esas arrancadas de manso con genio para templar al novillo guapamente con la cola. Cantó la mansedumbre y se fue la res a tablas. Calviere fue premiada con dos orejas.

Ana Infante, más en la forma que en el fondo, pareció más preocupada de jalear al tendido que de ponerle quilates a su trasteo, con el noble y gordo zalduendo que le cupo en suerte. Su labor, que pecó de desacoplada en la distancia, fue distinguida con las dos orejas.

Sandra fue de menos a más con su novillo de Fuente Ymbro. Desapercibida con el capote, se dejó tocar mucho el engaño pero por fin, a música parada, redondeó al natural y remató con espaldinas, cobrando el vuelo esperado su labor. Mató muy bien a la segunda y cortó dos orejas.

Noelia Mota rejoneó un novillo de "Los Espartales" con gancho y simpatía, vendiendo muy bien el paño a un público entusiasmado por sus maneras parando, banderilleando a dos manos, con las cortas y la rosa. El palco también se desbordó y concedió las dos orejas y el rabo.

Vanessa Montoya, con su eral de "Torrestrella", muy peculiares y atractivas maneras pero todavía muy en agraz. Busca un estilismo diferente con la muleta pero tiene que afinar mucho más con la espada. Saludos.

Cerró plaza con un eral de "Vegahermosa" Verónica Gutiérrez, muy templada y con la lección sabida. Fue premiada con una oreja que puso fin a este festejo absolutamente femenino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios