Los 14 kilómetros de Brisa Fenoy

  • Tras el éxito de 'Ella', la cantante y compositora algecireña lanza 'Jericó' sobre la desigualdad social a raíz de la migración en el Estrecho

Los 14,4 kilómetros de océano que separan África y Europa a través del Estrecho suponen un muro entre dos realidades. Miles de personas se aventuran a atravesarlo cada año en busca de un futuro mejor que casi nunca encuentran. Este tragedia la ha vivido a diario, casi en la puerta de su casa, la cantante, productora y compositora algecireña Brisa Fenoy, quien tras mostrar una faceta reivindicativa en su single debut Ella, ahora en su segundo lanzamiento, Jericó, aborda la temática de la desigualdad social y las migraciones.

El inicio del videoclip de Jericó augura la reflexión posterior que suscitan las imágenes que captan las realidades de distintas personas que han arriesgado sus vidas en una peligrosa y dura travesía en busca de una vida mejor en Europa.

Brisa escogió como escenario para rodar el videoclip su barrio de Getares, El Saladillo, Metalsa, la zona baja y el Puerto entre el 4 y el 6 de noviembre. Al igual que Ella, ha sido realizado por la productora Human Produce, con la dirección de Manfre e Iker Iturria. La mayoría de las personas que aparecen en este vídeo han vivido directamente la migración a través del Estrecho.

Este lanzamiento es valorado positivamente por la Comisión Española de Ayuda Al Refugiado (CEAR), cuya misión es defender y promover los Derechos Humanos y el desarrollo integral de las personas refugiadas, apátridas y migrantes con necesidad de protección internacional o en riesgo de exclusión social.

Jericó está compuesta por la propia Brisa Fenoy y coproducida por Vlack Motor, mezcla la musicalidad del mar que une dos continentes con rasgos propios de las culturas sureñas. Porque este sur siempre ha sido el puente entre culturas que sólo aspiran a convivir en armonía.

"Se llama Jericó por la Rosa de Jericó, una planta originaria del norte de Africa que después de años sin tener agua, cuando la sumerges en agua en cuestión de dos hora revive. La gente la usa como una planta mágica, para pedirle deseos y traer buen augurio", explica la cantante y también modelo. "A mí me llamó la atención esta planta que renace de sus cenizas constantemente, solo si se le pone agua, los migrantes renacen cada día, mueren y vuelven a nacer. Por eso la llamé así. Además es una planta migrante, se extendió sola por todo Oriente Medio; al estar seca, el viento la traslada por los desiertos", continúa.

"En tiempos de desamparo creo que lo que deberíamos hacer, aprovechando nuestra capacidad comunicativa, es crear una obra de sociabilidad donde nos sea dado reconocernos como iguales, desterrando la idea del otro como diferente y por lo tanto excluido. Un trabajo artístico desde donde se denuncie", argumenta Brisa Fenoy, que reclama "no anunciar un tiempo de desamparo como una queja, sino como una posibilidad de mejora, porque como decía Doris Salcedo (artista colombiana) el arte no redime, pero nos hace más humanos. Quizá no cierre las heridas, pero sí las hace evidentes, porque lo peor es ocultar ese desamparo, tapando la injusticia".

"Llevo viendo esta realidad de cerca desde que tengo uso de razón, la compuse en Algeciras y rodé el vídeo en Algeciras con personas que han cruzado el Estrecho, es una realidad invisible porque solo la vemos en las noticias y cada vez se nos hace más normal, pero allí, donde he nacido, esta a la vista, se palpa en en las playas, en las calles, en el mar", explica la cantante.

"Sólo 14 kilómetros me separan de haber vivido otra realidad. ¿Y si fuéramos nosotros? Ponerse en la piel del otro. Nos necesitan. Nadie quiere dejar su casa, a su familia solo por venir a Europa. Nadie quiere poner en peligro a su familia. Nadie quiere ver morir a sus hijos. Los refugiados huyen de la muerte", proclama.

"Es muy probable que entre todas esas personas no estemos perdiendo a gente muy valiosa. ¿Y si entre los que no dejamos salir de su infierno está la mujer que va a descubrir la cura contra el cáncer? El mundo es global, como un globo, si se pincha por un lado el globo se desinfla entero. Por todo esto compuse Jericó", apostilla Brisa Fenoy.

La producción es de Vlackmotor, un productor al que define como "increíble" porque "ha sabido dar ese sonido que mezcla los dos continentes". "Es fuerza, es lucha, es denuncia, es cambio, es unión, es la frontera. Te da fuerzas de cambio. Me emociono al cantarla y llega a cada parte de mí", concluye la algecireña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios