El investigador linense Octavio Sánchez publica su primera novela

  • 'El asedio del diablo', finalista del Premio Ateneo de Sevilla de Novela Histórica, está ambientada en la última tentativa sobre Gibraltar en el siglo XVIII

El investigador linense Octavio Sánchez-Machuca, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada y especializado en la historia de Gibraltar, acaba de lanzar al mercado su primera novela, El asedio del diablo, tras dos publicaciones previas en el terreno de la investigación.

Aprovechando sus conocimientos sobre la zona, Octavio Sánchez ha creado una novela histórica ambientada en el último asedio a Gibraltar. "En noviembre de 1781 se produce una operación nocturna por parte de los ingleses para retrasar el avance de las construcciones españolas y ganar tiempo a la espera de refuerzos. En ese contexto se sitúa el protagonista de la novela, el teniente de Dragones de Pavía Beltrán Ochoa", explica el autor.

El libro, publicado por la editorial Algaida, del grupo Anaya, se presentó el 4 de diciembre en Sevilla y esta semana lo hará en Madrid. Y es que El asedio del diablo es la apuesta de la editorial para la temporada navideña. Para Octavio Sánchez, las cosas han salido a pedir de boca: "Yo presenté el libro al Premio Ateneo de Sevilla de Novela Histórica. Quedé finalista, pero sólo había premio para el ganador. Fue entonces cuando recibí la llamada de la editorial", apunta.

Ahondando en la novela, señala que, además de poseer un toque de humor, su protagonista es "muy humano, con más momentos bajos que buenos. Es rico en matices, es un antihéroe, un protagonista terrenal con virtudes y defectos". Además, el libro refleja "una fotografía casi perfecta" de la zona en el siglo XVIII.

Respecto al salto de la investigación a la novela histórica, Octavio Sánchez afirma sin rodeos que tiene "mano" para este género, aunque recuerda que por, su formación, es un especialista en el siglo XVIII. "Hay muy poca literatura sobre este siglo, en parte porque durante mucho tiempo la novela histórica se consideró un género menor. Además, existía una tendencia a huir del pasado imperial cuando yo creo que no hay razón para avergonzarse de ese pasado. Literariamente, el siglo XVIII es una época estupenda porque estábamos a las puertas de la modernidad", expone.

Agrega el autor que aunque la novela está pensada para entretener, tiene además "un toque didáctico" para ilustrar al lector que desconoce ese periodo. Además, Sánchez-Machuca aprovecha para lanzar "algunos dardos" sobre la cuestión de Gibraltar. "He encontrado documentación que contradice lo que nos han contado los libros de texto. En aquella época, Gibraltar no era un objetivo español prioritario, sino una pieza estratégica para desgastar a los británicos en la campaña americana. Nos enseñaron por el interés patrio que el conde de Aranda, negociador español en el Tratado de Versalles, fue malísimo porque no logró recuperar Gibraltar, pero está documentado que Carlos III le felicitó por el resultado del tratado para España", apostilló.

Octavio Sánchez está ya inmerso en otra novela con el mismo protagonista. "Habrá relación con Gibraltar, pero la historia visitará otros lugares", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios