Un ilustrado de nuestro tiempo

  • Antonio Ramos Argüelles fue uno de los primeros profesores de la UNED en el Campo de Gibraltar, además de poseer una vasta cultura con numerosas publicaciones en su vida

El pasado 29 de marzo falleció en Algeciras Antonio Ramos Argüelles (era el más pequeño de los hermanos Emilia, Guillermo, Carmen, Fernando -famoso cirujano campogibraltareño- y Evaristo, todos también fallecidos). Era hijo de Evaristo Ramos Cadenas farmaceútico y director del Laboratorio Municipal de La Línea y muy aficionado a la arqueología. Cuando se disponía a crear un jardín en los aledaños de su finca en Puente Mayorga al intentar abrir un boquete en la arena para plantar una palmera, se topó con algo muy duro enterrado. Después de tres días excavando, consiguió sacar a la luz un sarcófago de mármol blanco de talla exquisita, que consiguió datar en el siglo III después de Cristo, resultando ser de origen romano. Había descubierto parte de la necrópolis de la ciudad Carteia. El sarcófago de D. Evaristo se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico de Cádiz. Fue asesinado, sin ningún tipo de juicio, a comienzos de la guerra civil debido a sus ideas republicanas y en circunstancias aún no esclarecidas.

La madre de Antonio era Emilia Argüelles Lavarga, bisnieta de Agustín María Argüelles (1776-1844), uno de los padres de la Constitución de 1812. Antonio Ramos Argüelles era Doctor en Derecho y experto letrado en derecho penal. Cuando se creó la UNED en el Campo de Gibraltar, en 1974, fue uno de los primeros profesores junto con el que esto suscribe, y Manuel Natera entonces Gerente del Polo de Desarrollo del Campo de Gibraltar, el magistrado Manuel Ruiz-Gómez, el notario José Mª Lucena, Manuel Tinoco, asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación del Campo de Gibraltar y otros más. De nuestras aulas salieron prestigiosos abogados del Campo de Gibraltar y Secretarios de la entonces Audiencia Territorial de Sevilla.

Pero la actividad de Antonio no se limitó al ejercicio de la Abogacía y a la docencia universitaria. Hombre de vasta cultura tiene en su haber numerosas publicaciones. Sirvan a título de ejemplo Agustín Argüelles. Padre del constitucionalismo español (2 tomos), Madrid, Atlas 1991 y Recuerdos de mi infancia y juventud 1930-1950, Cádiz, Tipográfica Castillo 1989.

Casado con una verdadera y elegante dama, Magda Bellotti, supo impregnar en sus hijos su amor por las bellas artes. Así animó a su hijo Evaristo a estudiar en la Facultad de Bellas de San Fernando en Madrid y hoy Evaristo Bellotti es un afamado escultor y a su hija Maddy a estudiar la licenciatura en Bellas Artes y hoy posee una de las Galerías de arte actual más importantes de España, la Galería Magda Bellotti. Su otro hijo, Antonio, reside en Londres donde es profesor de la Universidad.

Poseía una extensa biblioteca tanto en temas jurídicos como literarios que donó, en vida, a Instituciones Públicas algecireñas. La jurídica a la UNED y la literaria a la Biblioteca Pública de Algeciras.

Con la desaparición de Antonio Ramos Argüelles desaparece una parte notable de la historia reciente del Campo de Gibraltar y ha dejado en nuestra geografía comarcal una huella merecedora de un mayor reconocimiento que el que hasta ahora ha tenido. Lo evoco ahora, con sentimiento, entre los versos del poeta sevillano Luis Cernuda: Aún creo ver tus ojos, / Tras las desnudas cimas, / Por el aire profundo / Y ya frío, con la noche / Que imperiosa se alza. Del final del poema Scherzo para un elfo.

El autor del artículo es Eduardo Sáenz

de Varona, miembro del Instituto de

Estudios Campogibraltareños (IECG)

y Doctor en Derecho

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios