patrimonio Nueva actuación en un templo de Cádiz por parte del relojero mayor de Algeciras y el maestro ajustador

La hora de la parroquia de San José

  • Aprovechando el 225 aniversario de la fundación del templo de Cádiz, los maestros Pavón y Martí han reparado el reloj de la fachada principal, que ahora se quiere que sea accesible y visitable por el público

Cumplir casi un cuarto de milenio es motivo más que suficiente para celebrarlo. Y eso es lo que está haciendo la parroquia de San José en este 225 aniversario de su construcción y fundación. Para ello, se han programado una serie de actividades que ya comenzaron el pasado mes de noviembre y que se prolongarán a lo largo de 2012. Pero al margen de la programación, se ha querido poner la guinda a la celebración con la restauración del reloj de la fachada principal.

El reconocido relojero mayor de Algeciras José Luis Pavón y el maestro ajustador José Martí se han encargado de volver a poner a punto esta pieza, que data de mediados del siglo pasado. Y después de noventa días de trabajo, ayer se procedió a su instalación en la torre de la parroquia de la Avenida.

Pavón explicaba que en estos noventa días se ha procedido al resanado, reparación, restauración y embellecimiento del reloj. Un elemento que tiene casi setecientas piezas y, para que el lector se haga una idea del arduo trabajo que tiene detrás esta restauración, cada una de ellas ha pasado hasta en cuatro ocasiones, por las manos de uno y otro relojero. Todo ello realizado de manera altruista, como trabajan siempre José Luis Pavón y José Martí.

El reloj quedó ayer colocado en la iglesia de San José. Pero de momento no entrará en funcionamiento, ya que estos relojeros han planteado una serie de mejoras para rematar el proyecto y para asegurar el mejor estado de conservación de esta pieza. En concreto, la intención es rehabilitar las dependencias donde se localiza el reloj para que sea accesible y visitable por el público. Y además, también se hace necesario reformar la instalación eléctrica -en muy malas condiciones actualmente- y los focos que iluminan el reloj.

De momento, la puesta en marcha de este elemento de la fachada de San José queda a la espera de que se ejecuten esas reformas antes mencionadas. A partir de entonces, San José seguirá dando la hora a todo el que transite por la Avenida principal y emitirá sonidos "a las medias y a las enteras". Para ello, Pavón y Martí van a cambiar la maza por una más pequeña para que la campana no sufra y, más importante aún, "para no molestar a los vecinos". Y es que este reloj es electromecánico, lo que hace imposible que se puede programar para silenciarlo a determinadas horas.

Esta actuación viene a completar la ya realizada, y costeada por los propios feligreses de San José, en la fachada exterior y en las torres. El relojero y el ajustador se hicieron cargo del proyecto en noviembre de 2010, pero hasta septiembre de 2011 no tuvieron las piezas en mano. Pendiente quedaría otro proyecto que ya se planteó la parroquia en su momento: la recuperación del escudo que lucía en el centro de la cornisa de la portada del templo, que sigue viendo pasar el tiempo 225 años después de su fundación.-

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios