Los héroes literarios toman las playas para fomentar la lectura

  • Andalucía está por debajo de la media nacional tanto en hábito como en número de lectores · Los niños y los jóvenes son los que más leen, y por propia iniciativa

El Plan Nacional de Fomento de la Lectura, patrocinado por el Ministerio de Cultura y la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), se presentó ayer en Sevilla. El acto se ha celebrado en la ciudad por su "íntima relación con el tráfico marítimo y la navegabilidad del río Guadalquivir", explicó el director ejecutivo de la Federación, Antonio Mª Ávila.

La iniciativa, que pretende llevar los libros a la playa y fomentar el hábito de lectura durante el verano, contará con un grupo de actores que realizará pantomimas inspiradas en los héroes de los océanos. El Capitán Nemo, Neptuno y las sirenas, el ballenero Ahab en busca de Moby Dick, los piratas y Simbad el Marino, se pasearán por las playas de España hablando a los veraneantes de la conveniencia de leer.

La campaña Lee en la playa pretende premiar con un regalo a las personas que disfruten de un libro o un periódico a la orilla del mar. Dieciseis etapas para una gira que visitará playas naturales y artificiales, y que este año ha ampliado su campo de actuación a las Islas Baleares y a las localidades de Zaragoza, Valladolid y Cuenca.

La propuesta no va sólo dirigida a gente joven, sino que abarca a personas de todas las edades. Aunque es cierto que la franja de población que más lee es la que va de los 10 a los 14 años (el 85% se declaran lectores), el objetivo es que la media nacional, que se encuentra en un 56,9%, logre el equilibrio entre una juventud que lee mucho y por propia iniciativa y una población anciana que nunca ha tenido hábito de lectura.

"Lo peor de la situación en España es la tremenda desigualdad entre regiones", declara Ávila. Los datos muestran que hay siete comunidades autónomas que ni siquiera alcanzan la media nacional, entre las que se encuentra Andalucía. "Llevamos un atraso grande en la creación de redes de bibliotecas, estructuras que comenzaron a existir en España hace tan sólo 15 años; y, por ejemplo, en Finlandia, las bibliotecas escolares son las responsables del éxito de la educación, algo que aquí es impensable ".

El director de la FGEE ha explicado también que la situación que nuestro país alcanzó en 1970 con la Ley Villar Palasí, que buscaba la escolarización casi total de la población, ya se había logrado en los países industrializados de Europa en 1912.

"La lectura es la llave de plata para entrar en la sociedad del conocimiento, lleva a la liberación personal. Precisamente los países más desarrollados son los que tienen un número mayor de lectores", sentencia Ávila, al que lo que le importa es que la gente se conciencie de que la lectura es un ejercicio fundamental.

Las anteriores campañas de fomento de la lectura se servían de acontecimientos deportivos como la vuelta ciclista a España para aumentar el número de lectores, pero no fueron fructíferas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios