El tesoro de la fragata 'La Mercedes' desata la fiebre del oro en Andalucía

  • Paulino Plata propone una exposición en Sevilla, Cádiz y Huelva en torno a las piezas expoliadas por Odyssey para "atraer visitas a nuestros museos" y recuerda que los cazatesoros se documentan en el Archivo de Indias

Los doblones de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, hundida el 5 de octubre de 1804 frente a las costas de Portugal por la Armada inglesa cuando se dirigía a Cádiz, han desatado dos siglos después una auténtica fiebre del oro que ha revolucionado la agenda de los líderes políticos. Las alcaldesas de Cádiz y Murcia, los regidores de Algeciras y Montilla, el consejero andaluz de Cultura y el ministro del ramo, José Ignacio Wert, han encontrado en el fondo del mar, concretamente en uno de los 800 pecios naufragados en el Golfo de Cádiz, el argumento para ilusionar a una población acosada por el desempleo y la estrechez. Las monedas sustraídas por Odyssey y recuperadas en una batalla jurídica sin precedentes ilustran la derrota de una de las empresas cazatesoros más poderosas del mundo. Sin embargo, Odyssey piensa poner todos los escollos posibles a la "repatriación" de las piezas y apurar el plazo para presentar su último recurso ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Ayer, en su página web, seguía sin incluir referencias al revés judicial y publicitaba una nueva exposición sobre sus logros en los naufragios, al margen de ostentar en su currículo corporativo, como uno de sus hitos, "la histórica recuperación, en mayo de 2007, de 500.000 monedas de oro y plata de la era colonial, con un peso de 17 toneladas, en la operación Cisne Negro (nombre en código)".

El ministro Wert, que ya ve en España esas monedas "que no nos van a sacar de pobres pero nos van a enriquecer", dijo ayer que "en unos pocos días se podrán hacer la foto con los doblones", que supondrán "un elemento más de tesaurización" de los museos nacionales que se van a repartir y territorializar "para que la gente las vea".

Entre esos destinos figuran los museos de Sevilla, Cádiz y Huelva, según un proyecto presentado ayer por Paulino Plata, el consejero andaluz de Cultura. "Queremos que el pecio sea disfrutado por los ciudadanos. El tesoro ha despertado mucha expectación en la opinión pública y puede atraer visitas a nuestros museos", defendió Plata.

La muestra itinerante recalaría en el Bellas Artes de Sevilla, la Casa Pinillos de Cádiz y el Museo Provincial de Huelva. El consejero desestimó las sedes del Archivo de Indias y del Pabellón de la Navegación, éste propuesto por el grupo socialista sevillano pero que él consideró que "no es un museo y en este tema, como con el tesoro del Carambolo, la seguridad es lo esencial".

"En el Bellas Artes de Sevilla pondremos el tesoro en relación con el impulso que los bienes llegados de América dieron a la creación artística. En Cádiz, destino final de la fragata que partió de Montevideo (Uruguay), se vinculará al esplendor urbanístico y cultural que supuso el traslado de la Casa de la Contratación. Y Huelva, por sus lazos con Colón, es otra parada esencial", detalló Plata.

La muestra itinerante tendrá cinco secciones: la primera, Andalucía y la Carrera de Indias, pondrá en valor el legado americano; la segunda, La Fragata Nuestra Señora de las Mercedes, dedicada a la travesía, contará con una reconstrucción virtual del navío y explicará la identificación del pecio. En El cargamento se analiza el sistema de monedas de la época; la cuarta parte, El combate y el hundimiento, repasa las tensiones con Inglaterra que desembocaron en la batalla de Trafalgar. Por último, La batalla legal y la recuperación histórica reflejará las exploraciones de Odyssey y el trabajo de este tipo de empresas, "que se documentan en el propio Archivo de Indias", destacó Plata, para concluir en la batalla jurídica.

El consejero de Cultura solicitará también al Gobierno español ser sede permanente de una parte del tesoro, que custodiarían el Archivo de Indias, "el único del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco", y el Centro de Arqueología Subacuática de Cádiz, dependiente del Instituto Andaluz de Patrimonio (IAPH), "cuyo trabajo ha sido decisivo en este triunfo legal que ahora celebramos. Fue Cádiz quien identificó el pecio y quien debe colaborar con el Ministerio de Cultura en la restauración de las monedas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios