"El festival va a seguir en Tarifa, pero el Consistorio debe poner algo de su parte"

  • La responsable de la muestra cinematográfica tarifeña destaca el salto cualitativo que ha supuesto su quinta edición, aunque también subraya el problema irresuelto de la carencia en espacios de proyección

El Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) toca a su fin. Es la una del mediodía y su directora, Mane Cisneros, está a punto de acompañar a la delegada provincial de Cultura, Dolores Caballero, por las exposiciones fotográficas paralelas que se pueden ver en la sala Cárcel Real. Le da tiempo para sacar del horno, recién hechas, sus conclusiones sobre el quinto año de vida de su criatura y sobre el futuro que le espera.

-Acaba la quinta edición del festival. ¿Qué balance realiza?

-Creo que este año se ha consolidado verdaderamente, desde el punto de vista profesional y desde el punto de vista artístico. Este festival está destinado a convertirse en el certamen de referencia para el cine africano fuera de África. Los propios artistas nos lo han dicho. Ha estado aquí el director del Fespaco, que es el Cannes africano, y se ha ido de Tarifa enamorado de nuestra ciudad y enamorado del trabajo que se ha hecho aquí. Hemos encontrado una fórmula vencedora, que es la de dividir el festival entre el ámbito profesional y el ámbito puramente expositivo. Han desfilado estos días por aquí más de 200 profesionales, que han estado reunidos durante tres días debatiendo sobre problemáticas ligadas a los cines del sur. El balance es muy muy positivo.

-Entiendo, por lo tanto, que esas jornadas profesionales que se han inaugurado este año continuarán en las siguientes ediciones.

-Han sido la novedad e insisto en que es la fórmula que tiene que seguir este festival, desdoblarse entre el ámbito profesional y el puramente expositivo. Son estas jornadas profesionales las que van a consolidar el festival desde luego.

-¿Sobre el nivel cinematográfico, también con respecto a otros años, cuál es su opinión y qué ha podido pulsar entre los miembros de los jurados?

-Mi particular idea sobre la programación de este año es que el documental ha sido muy fuerte, el cortometraje bastante más flojo y entre los largos de ficción hay algunas joyas. Para mí este año el documental ha sido este año el formato con más fuerza.

-En la ceremonia de inauguración y en algunas declaraciones previas pareció algo hastiada por el asunto de la improvisación de salas de proyección. ¿Puede garantizar que el festival va a seguir siempre en Tarifa? ¿Se tomará algún periodo de reflexión?

-La idea es que este festival siga en Tarifa. Hay que luchar y yo soy la primera que lucho a brazo partido y contra todo tipo de opiniones. Este festival tiene que seguir en Tarifa porque Tarifa es una ciudad simbólica. Hacer de esta ciudad un puente cultural entre dos continentes es algo maravilloso, es algo hermoso que no podemos dejar perder. ¿Qué es lo que está faltando? Infraestructuras esencialmente. Una infraestructura que nos agota, nos agota por montar cuatro salas de la nada, aparte del gasto que significa a nivel económico, porque es un desembolso enorme. Este año, por ejemplo, hemos comprado 480 butacas. Claro, estas 480 butacas luego me las tiran en un almacén. Esto va a seguir aquí, pero el Consistorio-pueblo tiene que poner también algo de su parte para que el esfuerzo económico y humano no lo hagamos siempre en exceso los mismos, porque nos agotamos. Ahora cuando has conseguido cuatro salas, el año que viene otra vez te las desmontan. ¿Dónde? ¿De dónde vamos a sacar esos espacios? Aquí en Tarifa no podemos montar carpas en la playa. Yo no sé dónde buscar ya espacios. Por un lado, lucho a brazo partido para que esto no se mueva de aquí, pero esto ya ha adquirido una dimensión muy seria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios