Una fecha marcada por la diversión

  • En Navidad el cine es una alternativa al frío, aunque las tiendas también se llenan de compradoresl la moda navideña Este año el famoso Papa Noel colgado del balcón como un ladrón ha dado paso a los Reyes Magos, también colgados.

La época de frío suele estar acompañada de sesiones de cine, sea bajo una manta en nuestra propia casa o en algún cine cercano. La segunda opción suele ser muy secundada, ya que la gente desea salir a la calle, pero también refugiarse de las bajas temperaturas, y a falta en la comarca de muchos centros comerciales, mejor ir al cine, aunque también escasean, de hecho sólo queda en pie el Cine Cité de Palmones.

Muchos han sido los cines que hemos visto cerrar sus puertas, un ejemplo es el Magallanes de Algeciras, o el mítico Cine Lis. El último en colgar el cartel de "fuera de servicio" fue el Gran Sur de La Línea. Ahora los campogibraltareños no tienen más remedio que acudir a Los Barrios para poder disfrutar de una buena sesión cinéfila. No obstante, en Algeciras está en construcción un centro comercial en Pajarete que contará con varias salas.

Esta es una de las actividades más realizadas por los ciudadanos en invierno, que junto con las largas tardes de cafés, dejando a un lado los batidos y los helados fríos, consumen estos días. Aunque hablando de consumir, la Navidad es la época por excelencia. No sólo hablamos de todo lo que envuelve a estas señaladas fechas, en cuanto a las mil y una compras que se hacen y que nunca parecen ser suficientes.

También hay que observar los balcones de las casas y los bloques de pisos. Llenos de una iluminaria que a veces roza la incomprensión, aunque ya no se da tanto. Y es que no sólo los ayuntamientos tienen que concienciarse con el cambio climático, también los campogibraltareños. Como anécdota destacar que el último adorno navideño de moda son los tres reyes magos escalando por las ventanas, como si de un Papa Noel se tratase.

Y finalmente, en estos días de tanto frío, si no vas al cine ni a tomar un café, quizás preferirás pasar frío por las calles ultimando compras, también conocido como consumismo.

Ahora toca regalar a todos los seres queridos y para eso las tiendas se preparan para ofrecer todo, sabiendo que la mayoría se comprará. A veces se compra por comprar, pero está claro que nadie se puede quedar sin regalo.

Algunos precios se disparan pero eso da igual, hay que comprar y salvaguardar el buen nombre de la Navidad, caracterizada por la adquisición de regalos sin fin.

En definitiva, cuando hace frío no hay porqué aburrirse.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios