Un espectáculo homenaje a Paco de Lucía llegará en enero a Sevilla

  • 'Diez de Paco' es uno de los platos fuertes de la temporada del Teatro de la Maestranza · Jorge Pardo, Chano Domínguez, Carles Benavent, Tino Di Geraldo y Chonchi Heredia versionan temas del algecireño

A Paco de Lucía se le reconocen tantas conquistas artísticas como perfiles admite su incontestable trayectoria. Es considerado un rey en diferentes campos, pero quizá ante todo es la gran referencia en la ruptura de los géneros, en llevar el flamenco a unos tiempos en los que se concilia con otras músicas para enriquecer a unos y otros. Esa lectura de la guitarra del algecireño es la que late bajo el disco Diez de Paco, convertido ahora en un espectáculo en directo con el mismo nombre. Con tal propuesta el Teatro de la Maestranza de Sevilla quiere homenajear al flamenco en general y a Paco de Lucía en particular. Diez de Paco se podrá ver en la capital andaluza el próximo 31 de enero, uno de los platos fuertes de la temporada de 2009 en el teatro sevillano.

Diez de Paco, el disco, salió en 1995. Una decena de temas del algecireño interpretados por Jorge Pardo (saxo y flauta) y Chano Domínguez (piano), acompañados por Javier Colina (contrabajo), Tino Di Geraldo (batería y percusión) y Luis Dulzaides (tumbadoras, bongos y chékere). Trece años después Diez de Paco, el directo, ofrece esas canciones de nuevo con Jorge Pardo, Chano Domínguez y Tino Di Giraldo y ahora con Carles Benavent al bajo y Chonchi Heredia como cantaora invitada.

Las canciones que versiona Diez de Paco son Sólo quiero caminar -que tanto adora Agustín Díaz Yanes que así ha titulado su última película-, Chiquito, Río ancho, Zyriab, La tumbona, Se me partió la barrena, Almoraima, Playa del Carmen, Monasterio de sal y Canción de amor. Es un trabajo "inclasificable", en opinión de Pardo, y que se estrenó en la pasada Bienal de Málaga, que con ello quiso rendir tributo al genial guitarrista.

"Paco de Lucía, tras dominar la esencia del flamenco, decidió ensanchar horizontes y comenzó una aventura musical, aún sin destino de llegada, que lo llevó a colaborar con otros talentos en un experimento de fusión que, más allá de discusiones estériles sobre los límites de la pureza en las músicas étnicas, habría de cambiar para siempre la faz y la visión del flamenco, contagiado definitivamente, y para bien o para mal, por el virus de lo híbrido y lo mestizo, lo plural y cosmopolita", presenta el espectáculo el teatro sevillano.

El guitarrista algecireño hizo camino al andar y alumbró su célebre Sexteto en 1981. Dos de los músicos de esa formación fueron Jorge Pardo y Carles Benavent, que vuelven a "testimoniar la grandeza de un músico tan virtuoso como intuitivo". "Paco de Lucía es la verdadera sombra tutelar de este encuentro excepcional", considera el Teatro de la Maestranza.

El espectáculo, que carece de guitarras, respira jazz pero tiene tono flamenco. Sus responsables son capaces de cambiar con naturalidad de un género a otro y fundirlos, sobre la materia prima inigualable y distinta de Paco de Lucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios