Dos escritores gibraltareños, en el Festival Literario de Oxford

  • Nhean Haynes y Clive Finlayson dan visiones diferentes del Peñón

Los autores gibraltareños Nhean Haynes de Domecq y Clive Finlayson han estado presentes en el Festival Literario de Oxford 2014. Asimismo, el festival ha creado este año un nuevo evento dedicado al Peñón, que se celebrará cada edición bajo el nombre de La conferencia de Gibraltar, que este año ha corrido a cargo del escritor Ben Okri. El festival, que concluyó el domingo, es uno de los cuatro grandes festivales literarios del Reino Unido y ha congregado en esta edición a 500 escritores y conferenciantes de una veintena de países.

Los escritores ofrecieron dos visiones del Peñón tan interesantes como diferentes entre sí. Sus aportaciones, sin embargo, tienen en común ofrecer aspectos inéditos o poco conocidos de de Gibraltar contados de una manera asequible para cualquier lector.

Pasteles del Peñón y otras delicias. Una historia social y culinaria de Gibraltar era el título del libro presentado por Nhean Haynes de Domecq en el festival el pasado 22 de marzo. Tal y como adelanta el título, la obra es mucho más que un recetario convencional y utiliza la cocina de un hogar, el de la familia Saccone, para contar cómo ha evolucionado Gibraltar en las tres últimas generaciones.

El profesor, experto mundialmente reconocido en neandertales y director del Museo de Gibraltar, Clive Finlayson, presentó su última publicación El primate improbable: Cómo el agua moldeó la evolución humana publicada por la Oxford University Press. Los antepasados del hombre actual fueron descubiertos en Gibraltar en 1848, ocho años antes de que un nuevo descubrimiento en el valle de río Neander en Alemania les diera el nombre que conocemos. El asentamiento de Gibraltar data de hace 30.000 años y es el más reciente de todos los conocidos hasta la fecha. En la obra, Finlayson sostiene que la disponibilidad de agua desempeñó un papel fundamental en la evolución humana y en el éxito de algunas especies. En opinión del profesor, el desafío de buscar agua en paisajes áridos moldeó las mentes y los cuerpos de los primeros humanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios