Crítica de Música

La confianza que da el origen

José Carlos Gómez, en un momento de su actuación de ayer, en Sala Paúl. José Carlos Gómez, en un momento de su actuación de ayer, en Sala Paúl.

José Carlos Gómez, en un momento de su actuación de ayer, en Sala Paúl. / manuel aranda

El legado de Paco de Lucía no se olvida. Menos aún cuando se es de Algeciras, guitarrista y amigo íntimo de la familia. Estas tres premisas las cumple José Carlos Gómez, que ayer presentó su trabajo 'Origen' en el Festival de Jerez causando una gran aceptación. Dejó un gran sabor de boca por la frescura de su música, por el dinamismo de su propuesta y por el resplandor de su técnica. Difícilmente se puede desconectar a lo largo de la tarde, pues el ritmo del guión nos abre el apetito. Hay ganas de seguir escuchando tras la primera intervención a modo de presentación. En este disco, que ya ha sonado en distintos países del mundo así como en diferentes escenarios españolas, se baña de mar y respira el aire del Estrecho. Es, claramente, una letanía del devenir cotidiano de una tierra marcada por la mezcolanza de culturas.

Si bien suena la soleá dedicada 'A Ramón de Algeciras', más nos convence la seguiriya 'De José y de Ana'. Cada tema es un motivo más para confiar en el artista, para dejarnos llevar por su generosidad transmisora. Se muestra agradecido por estar en "esta bendita tierra". Si esta presentación resulta un éxito es, creemos, porque cada estilo suena a lo que tiene que sonar, evitando que divaguemos en lo que está interpretando. Decimos esto porque en muchas ocasiones, en contextos parecidos, no logramos diferenciar un estilo de otro, algo que no es agradable. José Carlos se aleja de ese perfil tocaor, dando en las notas exactas para que lo único que el espectador piense sea en la brisa que desprenden sus cuerdas. Dedica las primeras bulerías a Moraíto, "un artista que siempre me dio el sitio". El compás que emana del escenario se debe a la incorporación de Los Mellis, a las palmas; y de los percusionistas Poti Trujillo y Cepillo. También se suma la voz de Manuel Peralta, que toca la guitarra minutos después en un despliegue de virtuosismo. Para completar y enriquecer la bulería por soleá 'Café Piñero' sale de un lado del escenario el bailaor 'El Junco', alto y delgado, moviendo los pies con ligereza y buena planta. Aplausos para el gaditano. Deja paso a 'Puerta de la Caridad' (tanguillos) para llegar seguidamente a la rumba 'Paseo del Mar', que termina dejando claro que estamos ante un músico de niveles cuantiosos y que consigue, finalizando por bulerías, realizar uno de los conciertos mejor valorados del Festival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios