'El coleccionista' en versión de garrafón

Ya se han escrito todas las bromas posibles sobre la inexistencia de la primera Parking y la estrategia publicitaria de hacer creer que hubo una primera parte que tuvo tanto, tanto, tanto éxito que motivó la realización de esta secuela.

También se ha escrito algún chiste escatológico sobre lo que hubiera pasado de mantener el título original P2 en idioma español.

Dirigida por el debutante Franck Khalfoun, que interpretó la Alta tensión que junto al remake de Las colinas tienen ojos hizo la fortuna americana del equipo francés formado por Alexandre Aja y Grégory Levasseur, aquí co-guionistas y mentores de la alternativa fílmica, esta película desperdicia el potencial de dos buenos actores -West Bentley y Rachel Nichols- al meterlos en una mezcla de teatro claustrofóbico de vanguardia de los años 50, revisión hipermoderna de El coleccionista de Wyler y cine gore postarantiniano para adolescentes.

La psicología de garrafón, el terror efectista, la truculencia granguiñolesca y las pretensiones de modernidad visual harán las delicias de los fans de la trivialización de la violencia extrema que rezuma, como la peripecia de la chica protagonista atrapada en un parking subterráneo por un voyeur obsesionado con ella, olor a gasolina y humedad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios