Pepe begines. músico

"Si fuésemos cine, seríamos la comedia"

  • El Festival de Monterrey, en México, proyecta 'Por humor a la música', un documental sobre No Me Pises Que Llevo Chanclas

  • El grupo celebra los '25 años de agropop' con una gira

No Me Pises Que Llevo Chanclas, en una fotografía promocional. No Me Pises Que Llevo Chanclas, en una fotografía promocional.

No Me Pises Que Llevo Chanclas, en una fotografía promocional. / d. s.

El año pasado, tras un concierto en Benalmádena, los componentes de No Me Pises Que Llevo Chanclas comprobaron una vez más que ese imaginario suyo aparentemente tan local tenía la capacidad de conquistar al público más lejano. A aquella actuación acudieron admiradores de la Patagonia, cautivados por esa mirada bienhumorada y amiga del absurdo con el que el grupo observa la vida. La escena tenía algo de paradoja: quedaba claro que el brillante desenfado de las letras que canta la formación viajaba con éxito desde las marismas del Bajo Guadalquivir hasta otro sur más distante, uno de los lugares más recónditos del planeta, pero en realidad la banda, como reconoce su líder, Pepe Begines, nunca había "cruzado el charco. Y eso que, por ejemplo, sí hemos tocado en un sitio como Japón". Este mes, sin embargo, estos vínculos con Hispanoamérica se refuerzan, y Por humor a la música, un documental dirigido por otro de los integrantes, Álvaro Begines, y que repasa entre otras cuestiones el fenómeno del agropop y la historia de los Chanclas, se presentará el día 25 en el Festival de Monterrey (México). Todo apunta a que la película, que tuvo su primera proyección en el Festival de Málaga y se estrenará en salas de España este otoño, formará parte además de la programación de otros certámenes en el continente americano, aunque los protagonistas de este filme no quieren desvelar nada todavía.

No Me Pises Que Llevo Chanclas, reducido ahora a su "columna vertebral", los hermanos Begines, el bajista Salvador Romero y el batería Pepe Linero, a los que se incorporó en 2014 el guitarrista de El Puerto de Santa María José Recacha, están inmersos en una larga celebración: la de los #25AñosDeAgropop, el nombre con que el grupo de Los Palacios ha bautizado una gira que ya va por su segundo verano y que arrancó el pasado año en el Teatro Quintero, donde grabaron el primer álbum en directo de su larga carrera. Entonces quisieron "reunir a los amigos con los que hemos recorrido este tiempo las carreteras", artistas como Pablo Carbonell, Kiko Veneno, Teo Cardalda (de Golpes Bajos), Muchachito Bombo Infierno, el Canijo de Jerez o Tomasito. "Ha sido una tarea bastante ardua darle forma a todas las canciones que teníamos, con registros tan distintos y la gente tan diferente que colaboraba... Pero creo que ha salido un disco muy redondito", presume Pepe Begines sobre el último lanzamiento de los Chanclas. "Yo digo que hemos hecho como en las matanzas de los pueblos, hemos aprovechado todo el cochino y hemos sacado la gira, un disco y un documental", bromea.

El grupo, dice el cantante, "tiene un ánimo excelente, una salud estupenda, y hay un clima de felicidad que contagiamos a la gente. Vemos que les damos buenos momentos y recuerdos a la gente que ya no es teenager, que ahora tiene treinta y tantos o cuarenta, pero también a chavales en torno a los 20 años, que han mamado mucho coche con el padre, que oían a los Chanclas de niños. De una forma u otra, somos una parte de la vida de mucha gente". Para Begines, la irrupción de la banda aportó con su humor "un poco de aire fresco. Cuando salimos, había mucha depresión; es verdad que andábamos ilusionados con la Expo, pero eran tiempos de mucho paro, de mucha incertidumbre. Y, en ese panorama, nosotros divertimos a la gente".

Con la celebración de las bodas de plata de la formación, el grupo es más consciente del "patrimonio" que supone su trayectoria. "Cuando nos ofrecieron volver desde Senador [lo hicieron con Superhéroe Agropó, en 2009, tras casi una década de silencio] nos dijimos que por qué no, pero confieso que lo hicimos a medio gas. El año pasado había una sensación distinta, nos parecía que esto merecía la pena".

La maquinaria está felizmente engrasada, y el grupo trabaja ya en un nuevo disco para el año próximo. ¿Pesa a los músicos, a la hora de componer nuevos temas, el impacto que tuvieron himnos como El canario, Bolillón, En las calles de Chicago o Y tú de quién eres? Begines responde: "¿Sabes lo que ocurre? Que nuestro primer disco eran diez singles, y ahí estaban nuestras canciones más conocidas, ese álbum ha sido nuestro buque insignia y me temo que lo seguirá siendo. Pero yo no soy partidario de que cualquier tiempo pasado fue mejor", matiza el intérprete. "Cumplo 50 años y la nostalgia va siendo una compañera en la vida, pero eso no quiere decir que esté todo el día con mi cabeza apoyada en su hombro. La ilusión es el motor del futuro, lo que te da ilusión. Y pienso que todavía hay temas por salir de los Chanclas; si no, no los haría", asegura.

El humor, claro, se mantendrá como uno de los rasgos de identidad. "Yo siempre digo que si fuésemos cine, seríamos una comedia, o incluso una tragicomedia. Es nuestro género. Sinceramente, pienso que ya está bien de cantarle al amor, o al desamor. A mí me interesa más hacerlo a la vida y a los personajes que te encuentras en el camino", concluye Begines.

Aunque el intérprete se resiste a la melancolía, hace balance del cuarto de siglo alcanzado y admite que él y sus compañeros se sienten queridos. "También porque hemos ido de buena fe y no hemos hecho enemigos. De hecho, nos sorprende cuando vamos de gira y nos encontramos a un técnico de sonido que está muy subido. Nosotros no tenemos razones para ser chulos, pero ese hombre, la verdad, tiene menos". Del pasado, Begines recuerda un consejo que le dio Paco de Lucía: "Mira, Pepe, me dijo, las influencias uno coge y las hace suyas, por eso son influencias y no plagios. Yo he cogido mis influencias y he intentado ser yo mismo. Hemos intentado no parecernos a nadie, y tal vez ahí ha estado nuestro éxito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios