Ni canguros, ni maduros

Comedia, EE UU, 2009, 88 min. Dirección: Walt Becker. Guión: David Diamond, David Weissman. Intérpretes: John Travolta, Robin Williams, Kelly Preston, Seth Green. Música: John Debney. Fotografía: Jeffrey L. Kimball.

Aunque el desdichado título español (el original es Old Dogs: hace falta ser muy cursi para convertir a dos perros en dos canguros y sustituir viejos por maduros) y la presencia de Robin Williams (gran actor que algunos no tragan por su amor por el exceso) pueda desanimarles, esta película es una comedia familiar divertida que cuenta discretamente la historia mil veces contada, y en mil registros distintos, de los casi abueletes que de pronto han de hacerse cargo de dos niños no precisamente dóciles. Travolta y Williams funcionan bien como pareja, haciendo cada uno de sí mismo -de su cliché cinematográfico, entiéndase- al extremo de la autocaricatura. No faltan gags bien planteados, como el del cambio de las pastillas y las consecuencias que acarrea. Walt Becker, autor de eficaces pero toscas comedias como Cerdos salvajes en la que ya trabajó con Travolta, se apunta al cine comercial familiar adobado con la pimienta del humor gamberro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios