El juez califica de poco honradas las peticiones de protección de Odyssey

  • El tribunal de Florida deniega las órdenes de confidencialidad solicitadas por la empresa cazatesoros para sus informes sobre la identidad de las embarcaciones · España se oponía a este requerimiento

El juez de Florida encargado del caso Odyssey, Mark A. Pizzo, denegó el pasado jueves las órdenes de protección solicitadas por la empresa Odyssey Marine Explorations para sus respuestas a los interrogatorios del tribunal sobre la identidad de los barcos hallados.

Según el fallo del juez, al que ha tenido acceso Europa Sur, la empresa había presentado dos mociones en las que pedía al tribunal que mantuviera la confidencialidad de los documentos aportados para preservar la seguridad del lugar de los hallazgos y evitar "información especulativa". El Gobierno español se opuso a la petición de la empresa "con buena razón", según el juez.

Para el tribunal estadounidense, la petición de Odyssey de mantener estos datos en secreto es "poco honrada y carente de fundamento". Así, indica que la empresa cazatesoros "no ha tratado los nombres de las posibles embarcaciones como secretos bien guardados. En uno de los casos, la respuesta al interrogatorio dice que algunas de las características del lugar... parecen corresponder positivamente con la pérdida del Merchant Royall. Sin embargo, Odyssey había hecho pública previamente la posible vinculación del lugar con este barco", puntualiza el juez en su fallo.

Aunque el Merchant Royall no era un barco español, éste navío sí transportaba un cargamento propiedad de España destinado a pagar a las tropas del tercio de Flandes.

Por otro lado, Mark A. Pizzo apunta que la empresa también ha revelado a los medios el nombre del barco que aporta en el segundo interrogatorio, donde dice que el barco puede ser el Nuestra Señora de las Mercedes y las Ánimas, "una embarcación que transportaba correo, pasajeros, remesas de mercancías y otros cargamentos cuando se hundió en 1804".

Sin embargo, en su respuesta a la moción de la empresa Odyssey solicitando orden de protección, España cita un artículo publicado el 13 de abril en el periódico El País en el que el director ejecutivo de la empresa, Greg Stemm, reconoce que ha trasladado al tribunal varias hipótesis, entre ellas el Nuestra Señora de las Mercedes, expone el tribunal.

A modo de conclusión, el juez estadounidense Mark A. Pizzo argumenta que, dadas estas circunstancias, las acciones de Odyssey Marine Exploration en las que habla de embarcaciones concretas "contradicen su reclamación de que continuar con la confidencialidad es necesario para mantener la seguridad del lugar y las responsabilidades de la empresa bajo regulaciones y leyes de seguridad".

Añade el tribunal que dada "la supuesta incertidumbre" de la compañía sobre la identidad de las embarcaciones en sus respuestas a los interrogatorios, el tribunal "encuentra poco probable que la publicación de esta información provoque una caza del tesoro libre para todos como Odyssey alega".

"Las especulaciones sobre que los sitios hallados pueden guardar relación con estos dos barcos están ya muy extendidas. Una petición dramática para preservar el secreto sobre una información que no es particularmente secreta puede encender más la caza del tesoro que el hacer públicos los posibles nombres de los barcos, ya que Odyssey entiende que es necesario investigar más. En suma, este tribunal considera que la empresa Odyssey no ha sido capaz de demostrar una buena causa que justifique las órdenes de protección", concluye el juez, que ordena además elevar a documento público las respuestas ofrecidas por la empresa a los interrogatorios formulados por el tribunal de Florida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios