El caballo de Pérez Villalta resiste

  • La escultura del tarifeño 'El instante preciso' corona la fachada del Ayuntamiento de Granada con enorme polémica desde 2002 · La obra acaba de evitar un nuevo intento de traslado a otra ubicación

Comentarios 1

La historia comenzó en 2002 y provocó una polémica que aún dura en Granada. El entonces equipo de Gobierno municipal -un tripartito formado por PSOE, IU y PSA, al frente del cual estaba el socialista José Moratalla- decidió coronar la fachada del Ayuntamiento de la ciudad con una escultura. La obra en cuestión fue la denominada El instante preciso, cuyo autor es el tarifeño Guillermo Pérez Villalta. Desde el primer momento arreciaron las críticas a la ubicación de esa figura ecuestre en tal emplazamiento. Desde entonces se ha querido retirar la estatua del lugar. Pero allí continúa y acaba de resistir un nuevo intento de traslado.

El instante preciso es una escultura ecuestre que se ha tornado turquesa. Un jinete con los ojos vendados monta sin silla. Con la mano izquierda agarra la brida y en la derecha sujeta una bola dorada como las que pisan las patas izquierdas del caballo. La obra, que simboliza un momento de felicidad plena, corona la fachada de la Casa Consistorial de Granada, en pleno centro de la ciudad, en la Plaza del Carmen.

Es difícil concretar el instante preciso en el que la polémica se convirtió en una disputa política en toda regla y se fundió o solapó a un debate sobre la ocupación del arte moderno en el paisaje urbano tradicional. Probablemente desde el primer segundo. El tripartito justificó la colocación de la obra como conmemoración del 500 aniversario del Ayuntamiento de la ciudad, que se había producido dos años antes, por cierto. Y el trabajo de montaje se realizó de una manera extraña y casi clandestina, a medianoche de un día 13 de diciembre de aquel 2002.

Tamaño grado de cocción alcanzó el revuelo que el PP llegó a llevar en su programa electoral la retirada del monumento. El popular José Torres Hurtado gobierna la localidad desde 2003, pero El instante preciso sigue gobernando la Plaza del Carmen.

Que la obra de Pérez Villalta haya resistido los embates no quiere decir que esté a salvo en su actual ubicación. De hecho los responsables municipales de Granada continúan con su intención de descabalgar el monumento del Ayuntamiento y la escultura ha sorteado el penúltimo ataque. Existía un proyecto de reforma integral de la Casa Consistorial (un antiguo convento carmelita de valor arquitectónico relativo) y una de las actuaciones que se contemplaban era la dichosa retirada del caballo del artista tarifeño. La crisis económica ha obligado al Ayuntamiento a posponer estas obras de momento. Se acaba de anunciar.

El concejal socialista José María Rueda llegó a defender la escultura en 2008 en estos términos: "Ha quedado en el imaginario colectivo de la gente. Nunca se han hecho más fotos delante del Consistorio. Antes no era ni mucho menos un sitio visitado".

En esa misma época el actual concejal de Cultura de Granada, Juan García Montero, admitió: "Es una obra genial de un artista genial". Pero ello no obsta para que se abogue por trasladarla a otro sitio "emblemático" de la ciudad. En el proyecto de reforma del Consistorio se fija una redecoración, recuerda este edil, "con elementos muy granadinos". Ahí no cabe el caballo de Pérez Villalta.

Pocas veces un equino plástico dio para tanto. Ha habido encuestas en las calles, sectores en contra y corrientes favorables. Sea como fuere, la obra del tarifeño continuará en lo alto de la fachada consistorial. Al menos a medio plazo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios