La 'biblioteca imaginada' de Luis de Góngora, en el Monasterio de la Cartuja

  • 'La hidra barroca' muestra 37 joyas bibliográficas que según los especialistas influyeron en la sensibilidad del escritor

La capilla del Monasterio de la Cartuja reconstruye la "biblioteca imaginada" del cordobés Luis de Góngora, a través de una exposición compuesta por 37 joyas bibliográficas, las obras que pudieron contribuir a la marcada sensibilidad estética del poeta. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 7 de marzo, fue inaugurada ayer por la directora general del Libro y del Patrimonio Bibliográfico y Documental de la Consejería de Cultura, Rafaela Valenzuela, y el Rector de la Universidad Internacional de Andalucía, Juan Manuel Suárez Japón, quienes estuvieron acompañados por los comisarios de la exposición, Rafael Bonilla Cerezo, Giuseppe Mazzochi y Manuel Abad Gómez, y el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno.

Uno de los comisarios, Rafael Bonilla, explica que La hidra barroca: varia lección de Góngora tiene como objetivo "ofrecer la biblioteca básica de un hombre de letras del siglo XVI" mediante una selección en la que también tienen cabida "textos geográficos, zoológicos y medicinales". Para el investigador, "nuestro propósito ha sido ofrecer a la comunidad científica y al curioso lector, en particular, un viaje por sus autoridades de cabecera: 37 volúmenes que, de acuerdo con los sonetos, letrillas, romances, canciones, octavas o silvas, y valorando las epístolas que dirigió a otros personajes del Seiscientos, quizás se arremolinaran sobre su escritorio".

Títulos como las Rime de Torquato Lasso, que inspiraron las Soledades del autor cordobés, los Diálogos de amor de León Hebreo y las obras de Ovidio, materiales que forman parte de La hidra barroca, dejaron una profunda impresión en el poeta. La directora general del Libro de la Junta, Rafaela Valenzuela, observa que, si bien no se tiene constancia de la biblioteca que manejó Góngora, "por investigaciones podemos hacernos una idea de los libros que le rodearon".

El acercamiento al universo literario de Góngora y a su biblioteca imaginada se completa con el catálogo de la exposición, en el que intervienen 18 estudiosos que abordan cuestiones como la relación del autor con los clásicos, la cultura cordobesa en la época del poeta y la huella de Ariosto, Garcilaso y Herrera. "Hay dos opciones a la hora de confeccionar un catálogo: centrarse en las piezas exhibidas o consignar una serie de reflexiones alrededor de éstas. Nosotros hemos preferido la segunda opción", asegura Giuseppe Mazzocchi, de la Università degli Studi di Pavia. La publicación, sostiene el investigador, demuestra que la riqueza de Góngora permite continuas reinvenciones en el retrato que de él se ofrece. "Lo interesante del catálogo es que nos da una visión actualizada. El Góngora que estudiamos hoy no es ya el mismo Góngora que se admiraba en el 27, ni tampoco del que se hablaba en los 60", considera Mazzocchi.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios