fútbol Arcos CF-UD Los Barrios (0-3) / Algeciras CF-CD Cabecense (1-1) / Real Balompédica Linense-Lorca Deportiva (2-0) / CD San Roque-CD Pozoblanco (0-1)

2017, un año cinéfilo en ocho listas

  • 'Déjame salir', de Jordan Peele, y 'Twin Peaks: The Return', de David Lynch, encabezan sorprendentemente las preferencias de las publicaciones especializadas

Ya están en la calle algunas de las listas más esperadas con lo mejor del año cinematográfico. Esperadas para ser despellejadas, criticadas y refutadas, en esa nueva tendencia auspiciada por la cinefilia 2.0 que garantiza la continuidad y le da más sentido si cabe a esta vieja tendencia de poner en orden las películas de la temporada.

La revista británica Sight & Soundse adelantaba a sus competidoras con la publicación on-line de una lista con 25 títulos que marcaba la que parece ser la tendencia más controvertida de la mayoría de las listas, a saber, situando a Déjame salir, la comedia negra del debutante Jordan Peele, en la cima de los mejores estrenos británicos de 2017. Junto a ella, la revista situaba en segundo puesto a Twin Peaks: The Return, que si bien es una serie de televisión y supone el regreso triunfal de David Lynch al lugar del crimen de Laura Palmer y a otras dimensiones desconocidas, ha calado hondo entre la cinefilia mundial, que no ha dudado en colocarla en la gran mayoría de las listas publicadas hasta ahora. La lista de S&S sigue con Call me by your name del italiano Luca Guadagnino, la sobresaliente Zama de la argentina Lucrecia Martel, Western de la alemana Valeska Grisebach, Visages Villages, el documental de nuestra querida Agnès Varda y el artista JR, Good Time, el frenético y deslumbrante thriller de los hermanos Safdie, Loveless del ruso Zvyagintsev, Dunkerque de Christopher Nolan, The Florida Project del norteamericano Sean Baker y, en el décimo puesto, A Ghost Story del también norteamericano David Lowery, que ha conquistado los corazones indies con su delicada historia romántica con fantasma de sábana blanca. Apenas unos días después se filtraba la lista de Cahiers du cinéma, que se desmarca levemente de sus colegas británicos para dar cabida a algunos de sus sospechosos galos habituales.

Tras su enorme fiasco comercial, hay cierta justicia en el respaldo al 'Billy Lynn' de Ang LeeResulta incomprensible la presencia en más de una lista de películas como 'Wonder Woman'

Si para los críticos de Cahiers el regreso de Twin Peaks es lo mejor del año, le siguen entre sus preferencias lo nuevo de su mimado Bruno Dumont, Jeannette: L'infance de Jean D'Arc, la espléndida Certain Women de Kelly Reichardt, aún inédita en España, la citada Déjame salir, The day after, una de las tres películas de Hong Sang-soo de este año, Amante por un día del siempre bienvenido Philippe Garrel, Múltiple, el regreso triunfal de M. Night Shyamalan, de nuevo Good Time,Jackie de Pablo Larraín, y, con cierta justicia a pesar de su enorme fiasco comercial, la extraordinaria Billy Lynn de Ang Lee.

También los dos críticos titulares de The New York Times han aireado ya sus preferencias: si para Manohla Dargis las mejores son Dunkerque, Ex Libris: The New York Public Library, el documental del veterano Frederick Wiseman, las ya mencionadas Visages Villages, The Florida Project y Déjame salir, a las que se suman también Lady Bird de Greta Gerwig, Okja, la fábula animalista del coreano Bong Jong-Ho producida por Netflix, Phantom Thread de Paul Thomas Anderson, Una pasión discreta de Terence Davies y Wonder Woman de Patty Jenkins; para su colega A.O. Scott las favoritas son The Florida Project, Lady Bird, Déjame salir, el estupendo documental I am not your negro, de Raoul Peck, de nuevo Visages Villages y Phantom Thread, Una mujer fantástica del chileno Sebastián Lelio, Bacalaureat del rumano Mungiu, Una pasión discreta y La guerra del planeta de los simios de Matt Reeves, en un alarde de diversidad que suena más a corrección política yanqui que a otra cosa.

Barriendo para casa, el American Film Institute también ha publicado ya su lista de 2017: la encabeza sorprendentemente la comedia romántica The big sick de Michael Showalter, seguida de Call me by your name, Dunkerque, The Florida Project, Déjame salir, Lady Bird, The Post (lo nuevo de Spielberg), La forma del agua de Guillermo del Toro, ganadora en Venecia, Three Billboards Outside Ebbing, Missouri de Martin McDonagh, y, una vez más, incomprensiblemente, Wonder Woman.

Richard Brody, prestigioso crítico de The New Yorker, tampoco se desmarca demasiado de las tendencias de la temporada, aunque su lista razonada se extiende hasta los 30 títulos. Los diez primeros los ocupan Déjame salir, Una pasión discreta, A Ghost Story, Good Time, La alta sociedad de Bruno Dumont, Phantom Thread, Beach Rats de Eliza Hittman, Visages Villages, la soporífera Song to song de Terrence Malick y la desconocida Sylvio de Kentucker Audley y Albert Birney. Uno de los productores europeos más cinéfilos, el francés Saïd Ben Saïd, también se deja seducir por el humor negro de Déjame salir, a la que acompaña de estrenos como Le jour après de Hong, Western, Jackie, The wall de Moran Ifergan, Good Time, La guerra del planeta de los simios, Gabriel et la montagne de Felipe Gamerano, Logan de James Mangold y Animales nocturnos de Tom Ford.

Y, en fin, nuestro Miguel Marías, hombre de listas siempre personales e insobornables a las tendencias, celebraba (para Sight & Sound) a Garrel y su Amante por un día, al japonés Suwa y su maravillosa Le lion est mort ce soir, al belga Lucas Belvaux y su Chez nous y a las francesas Claire Denis y Axelle Roppert con sus respectivas Un sol interior y La prunelle de mes yeux.

Desde este modesto rincón provinciano, me atrevo a proponer algunas favoritas que han pasado bajo el radar de la crítica mundial. Pienso en la importante El otro lado de la esperanza, de Kaurismäki, en la gozosa Ramiro del portugués Manuel Mozos, en Stefan Zweig: adiós a Europa de Maria Schrader, en Napalm, el documental norcoreano del maestro Claude Lanzmann, en Mrs. Fang, la mirada frontal a la muerte del chino Wang Bing, en el neoclasicismo esencial de La ciudad perdida de Z de James Gray, en Braguino, el western siberiano de Clément Cogitore, o en la que sin duda ha sido mi mejor experiencia en una sala de cine en 2017, el programa Lumière! La aventura comienza, seleccionado y comentado por Thierry Frémaux, quien se redime de todas sus culpas cannoises con este regreso festivo y emocionante a los orígenes del cine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios