El algecireño Sánchez-Verdú lanza un nuevo disco de obras orquestales

  • El sello vienés Kairos edita un álbum que incluye interpretaciones de 'Alqibla', 'La rosa y el ruiseñor', 'Elogio del horizonte', 'Ahmar-aswad' y 'Paisajes del placer y de la culpa', creaciones de 1998 a 2007

El músico y compositor algecireño José María Sánchez-Verdú acaba de lanzar al mercado un nuevo disco monográfico con una selección de cinco de sus obras orquestales. El trabajo ha sido editado por el sello vienés Kairos y llega al mercado pocos días después del rotundo éxito cosechado por Sánchez-Verdú en León con el estreno mundial de Libro del frío, inspirado en el poemario homónimo de Antonio Gamoneda.

El nuevo álbum del algecireño contiene partituras de Alqibla, La rosa y el ruiseñor, Elogio del horizonte, Ahmar-aswad y Paisajes del placer y la culpa y se presenta como un producto imprescindible para los amantes de la música clásica contemporánea.

En el disco la música de Alqibla está interpretada por la Junge Deutsche Philharmonie, dirigida por Lothar Zagrosek. Es una pieza para orquesta de quince minutos de duración y que Sánchez Verdú creó en 1998.

La Orquestre de la Suisse Romande, con Marek Janowsky al frente, se encarga de La rosa y el ruiseñor, para soprano, barítono, tres violas de gamba y orquesta. Es una obra de 2005, con 17 minutos en el álbum. Claudia Barainsky es la soprano y Gabriel Suovanen, el tenor. Las violas de gamba son de Banchetto Musicale.

El sello de la música para clarinete y orquesta de Elogio del horizonte (2005-2007) lo pone la Orquesta Nacional de España, con la dirección de Miguel Hart-Bedoya. Joan-Enric Lluna es el clarinetista de una pieza de catorce minutos.

Ahmar-aswad para orquesta (2000-2001) es de ocho minutos y está interpretada por la Hessischer-Rundfunk-Orchester, a cargo de Pascal Rophé.

La Hessischer-Rundfunk-Orchester, pero con la dirección de Peter Rundel, también ejecuta Paisajes del placer y de la culpa (2003), dividida en Jardín del vidrio, Jardín de seda y Jardín de oro. Es una composición para gran orquesta.

En total más de una hora con parte de la mejor música de un autor que sigue cosechando elogios, los últimos en León. El propio Antonio Gamoneda, Premio Cervantes, se ha rendido a la versión musical que ha realizado sobre sus poemas el algecireño. "Sánchez-Verdú ha hecho una soberbia composición sobre el Libro del frío, impactante", ha dicho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios