Zotoluco, Castella y Adame, a hombros en la plaza de Monterrey

  • El francés corta los máximos trofeos en una gran faena a su segundo del hierro de Begoña

Una gran tarde de toros se vivió el domingo en la plaza mexicana Monumental de Monterrey que se saldó con la salida a hombros de Zotoluco, Sebastián Castella y Joselito Adame acompañados del ganadero de Begoña, después de repartirse siete orejas y dos rabos además de ver como el sexto toro era premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Lo mejor y más rotundo llegó de la mano del torero francés Sebastián Castella que continúa intratable en plazas americanas y que pasó como un ciclón por Monterrey. Muy por encima del noble aunque bajo de raza segundo, consiguió series de muletazos por las que pocos apostaban.

La apoteosis, sin embargo, llegó en el quinto al que saludó con primorosos lances a la verónica que levantaron al público de sus asientos. Luego, entendió a la perfección la noble y colaboradora embestida del de Begoña y lo cuajó en tandas de muletazos interminables, muy sometidos y de envidiable encaje. Una gran estocada cortó, con justicia, los máximos trofeos.

Otro rabo paseó del gran toro sexto, el joven azteca Joselito Adame que rayó a gran altura en una lidia total. Banderilleó con espectacularidad y suficiencia para luego firmar una faena que tuvo en la ligazón y la entrega sus virtudes cardinales. Un estoconazo sin puntilla y réplica de Joselito a la gran actuación de Castella.

Con su primero, un toro con complicaciones que le volteó de fea manera, Adame volvió a derrochar voluntad sin importarle las consecuencias.

Por entonces, quien no había tocado pelo era el más veterano y, por ello, Zotoluco se decidió a regalar el sobrero con el que pudo redimirse y, a base de variedad y garra, acompañar a hombros a los otros dos toreros y al ganadero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios